El histórico Jari-Matti Latvala y su especial relación con el número 17

 |  @fernischumi  | 

Parece que fue ayer, pero Jari-Matti Latvala ya lleva casi 17 años compitiendo en el Mundial de Rallyes. El finlandés está asociado a esa cifra, el diecisiete, ya que aquella edición del RAC terminó un 17 de noviembre, cuando debutó contaba con 17 años de edad y terminó 17º después de completarse las 17 especiales de las que estaba conformado el recorrido al volante de su Mitsubishi Lancer Evo VI TME (sí, la edición limitada del que ahora es su jefe) y con Carl Williamson como copiloto. Fue precisamente en un momento en el que el actual piloto de Toyota GAZOO Racing había decidido seguir el camino de otros compatriotas y salir a formarse en un campeonato nacional tan complejo como el británico.

Diecisiete años más tarde, Jari-Matti Latvala comenzará en solo unos minutos el que será su 197º rally mundialista, el mismo escenario en el que conseguiría la victoria en 2008 que le situaría como el piloto más joven que conseguía el triunfo en el campeonato intercontinental con solo 22 años y 313 días por los 24 años y 86 días con los que contaba su ídolo, Henri Toivonen cuando consiguió lo propio en el Rally de Gran Bretaña de 1980. Dos leyendas del WRC, dos de esa escuela de vuelo de talento inagotable bautizada con el nombre de los “Flying Finns”.

Cuando en solo unos minutos vea el verde en la superespecial del hipódromo de Karlstad, Jari-Matti se convertirá en el piloto del Mundial de Rallyes con más inicios, en este caso en solitario después de igualar a Carlos Sainz y sus 196 pruebas en el pasado Monte-Carlo. Genio, talentoso, incansable… el apellido de Latvala, José María o Txema cariñosamente para los hispanoparlantes, se ha convertido en sinónimo de velocidad tal y como indica que su nombre esté inscrito con letras doradas en las victorias de tres de los 10 rallyes más rápidos de la historia (Finlandia 2010, 2014 y 2015).

Sus 18 victorias así lo demuestran, obviamente sin poder acercarse a los números de Sébastien Ogier o de Loeb, dominadores del WRC en los últimos 15 años, pero tontean con el 10% de eficiencia, teniendo inalcanzables el casi 33% del hexacampeón y el más de 45% del nonacampeón. Con 65 podios y 518 scratchs, Latvala es una de esas leyendas vivas del WRC sin corona, sin duda uno de los pilotos más queridos por los aficionados.

Con 12 años como piloto oficial de forma consecutiva, Latvala tiene el hito casi único de haber sido capaz de ganar al menos una prueba del Mundial de Rallyes en 11 temporadas seguidas, algo significa que de conseguir este año mantener la racha le pondrá en condiciones de superar a un Sébastien Loeb que también lo consiguió entre las temporadas 2003 y 2013. A sus 33 años tratará de conseguir este récord también en solitario, sabedor de que todavía tiene mucha cuerda para rato y que, para su desgracia, Miikka Anttila, su copiloto de confianza, le lleva todavía unas cuentas pruebas de ventaja (el año pasado cumplió 200 rallyes en Cerdeña)

Latvala ya cuenta con su hueco en los Top10 de pilotos con más podios, scratchs, puntos (beneficiado obviamente por el sistema de puntuación moderno), o más rallyes y podios consecutivos. Felicidades Jari-Matti… por muchos años más.

Lee a continuación: Todo lo que necesitas saber del Rally de Suecia 2019