El Mundial de RallyCross se lanza a la conquista de Estados Unidos en 2018

 |  @fernischumi  | 

El WEC abandona el Circuito de Las Américas y en su lugar el World RX llega a la pista texana para reclamar su parte de protagonismo en Estados Unidos. Tras afianzarse en Canadá, el COTA también formará parte del calendario del Mundial de RallyCross a partir de la próxima temporada, uniéndose así a los templos de la Fórmula 1 que ya forman parte del mismo, entre ellos la novedad de Silverstone y a la espera de saber qué decisiones se tomarán respecto a Hockenheim y el Circuit de Barcelona-Catalunya.

No llega con la intención de tapar el hueco dejado por el Mundial de Resistencia. La cita estadounidense, que se disputará el año que viene el fin de semana del 29 al 30 de septiembre, ha firmado un acuerdo para formar parte del campeonato organizado por IMG durante los próximos cinco años. No es nueva la intención de llegar a USA por parte del promotor del World RX. A pesar de las posibles confrontaciones con el Global RallyCross Championship, es algo que los responsables del campeonato buscan desde su creación, en 2014.

Se creará de paso un gran festival ese fin de semana, con música en directo, deportes de acción, exhibiciones y música en directo, mientras que el trazado se realizará exprofeso, de forma provisional, en la zona del estadio entre las curvas 12 y 15 de la pista que utiliza la Fórmula 1, aprovechando el anfiteatro natural que hay en esa zona y que permitirá ver desde cualquier punto prácticamente toda la vuelta.

Mañana será el día elegido para conocer el resto del calendario para la temporada 2018 del World RX, entre las que habrá nueve citas europeas (confirmadas y con contratos de larga duración, Montalegre y Silverstone), Canadá, Estados Unidos y la reciente incorporación de Sudáfrica. La decisión de una segunda cita en Norteamérica llega lamentablemente cuando Ford Performance y Ken Block ya han anunciado que no tomarán parte de la próxima temporada del World RX.

Lee a continuación: KO de Fernando Alonso antes del toque de campana en el Gran Premio de USA