CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula E

3 MIN

El ROBOCAR tendrá que esperar. La ROBORACE anuncia que debutará con el espectacular DevBot 2.0

Iván Fernández | 9 Nov 2018
roborace-devbot-2-2019-1
roborace-devbot-2-2019-1

Estaba claro que la temporada ‘Alfa’ o ‘Season Alpha’ que han denominado en inglés los responsables de la ROBORACE, Lucas di Grassi a la cabeza, iba a traer sustanciales cambios respecto al primer plan previsto. Además de la implicación de los pilotos profesionales, también habrá cambios en cuanto al vehículo que se utilizará en esta temporada inaugural que debería comenzar la próxima primavera en el hemisferio norte y que debería servir de categoría telonera para la Fórmula E.

Obviamente con la implicación de los pilotos de carne y hueso (Carmen Jordá ha sido una de las últimas en probar el concepto junto al Jaguar I-Pace de la monomarca), el concepto creado por Daniel Simon como coche no tripulado no tendría sentido para esta primera temporada. Se precisaba por tanto de una versión tripulable del mismo, algo que se ha resuelto posiblemente de la forma más sencilla, adaptando el diseño futurista del ROBOCAR al DevBot, el chasis Ginetta de LMP3 y propulsión eléctrica que ha sido utilizado hasta ahora como vehículo de desarrollo tal y como su nombre indica.

Bautizado con el nombre de DevBot 2.0, este prototipo será tracción trasera en lugar de tracción total y en principio deberá ser utilizado para las dos primeras temporadas (Alpha y Beta) de la ROBORACE, momento a partir del cual deberemos comenzar a ver un diseño más parecido al realizado por Simon (seguirá habiendo la opción de que un conductor se ponga a su volante) compitiendo ‘solo’ en la pista frente a otros vehículos autónomos de las series. En principio no se espera una parrilla superior a las 10 unidades, aunque ya hemos podido apreciar más o menos cómo sería el procedimiento de carrera durante las numerosas exhibiciones realizadas este año, especialmente en la realizada en el ePrix de Berlin con pilotos no profesionales.

Hemos cambiado nuestro pensamiento. La idea principal era la de hacerlo con el ROBOCAR. La impresión de un piloto conduciendo y entonces saltando fuera del coche muestra mucho mejor la diferencia entre la conducción humana y autónoma. Lo más importante, creo que el automovilismo debe tener un componente humano, siempre ha sido algo entre humano y máquina. - Lucas di Grassi

La intención de di Grassi es que la fase definitiva del ROBOCAR sí alcance finalmente los más de 1.000 kW de potencia que se anunciaron en un principio, aunque en este caso sería una fase final del modelo. Por el momento, ya hay dos equipos que se han mostrado comprometidos con este nuevo campeonato, aunque se deja abierta una unidad que permita a las universidades con departamento de ingeniería que afronten este tipo de proyectos con sus propios algoritmos. El interés de este último es mutuo ya que hemos visto que los proyectos de Fórmula Student suelen captar también el apoyo de los fabricantes, entre ellos Audi, Porsche o Mercedes-Benz.