Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
Fórmula 1
Logo Icon

5 MIN

Más allá de los cronos: el trabajo en la pretemporada de F1 en 2020

Sacar conclusiones, eso que a muchos nos gusta cuando sonríen a nuestros favoritos. O también nos enfadan, o 'mosquean' (n.d.r, 'terminar molesto' en castellano coloquial). Que si es el cuarto día de test, que si los equipos tienen muchos programas de trabajo diferentes... Una visita por la tarde al 'pit-lane' del Circuit de Barcelona-Catalunya, y uno ve elementos que, pese a no permitir sacar conclusiones, sí marcan la diferencia de trabajo. Por lo menos, bajo mi punto de vista.

Ajetreo en la calle de boxes. Sirena que avisa del paso por la línea que marca el inicio del 'pit-lane'. A 80 km/h, se acerca un monoplaza. Para en su zona preparada (y marcada en el suelo) y se da ensayo del cambio de neumáticos. No se diferencia hombre de la pistola. De forma rutinaria, entienden los mecanismos y el 'modus operandi' de las nuevas tuercas. Esas que, diseñadas al milímetro, se acoplan a la pistola neumática como un guante. Y, una vez sustituidas las ruedas, al garaje. El tiempo es oro en estas sesiones de test. Y ahí, es donde empieza la primera de las ganancias.

Un equipo bien coordinado da esas décimas al final. Entenderse, saber qué hace cada uno de los miembros y no estorbarse en el intento. Meter a 20 tíos en el box, una vez está el coche dentro, no es fácil. Y menos que trabajen con la soltura con la que se ve. ¿Es la F1 el mayor ejemplo de presión y profesionalidad del deporte motor? Quizá Le Mans se le acerque. O las 500 de Indy. Pero, si sólo son test (algunos equipos parten personal para no sobrecargar de trabajo a sus mecánicos). No sólo se trata de que funcione el coche, también el equipo.

Para comparar, Mercedes estuvo toda la tarde tranquilo. De cara a la jornada de hoy, se esperan nuevas piezas en lo que puede ser la evolución decisiva de los de Brackley. Decisiva por ser la única de la semana, y porque la evaluarán en la jornada de mañana. No da tiempo a traer una segunda especificación y obtener datos consistentes. 16 horas de test por delante, y su calma es la que asombra en el 'pit-lane': nadie en el muro de boxes, y ni siquiera tienen los utensilios del 'pit-stop' preparados. Pese a ello, esa calma y tranquilidad asusta. Y más con Toto Wolff en presencia dentro del box.

Red Bull, por su parte, metódicos. Me llamó la curiosidad una estantería, por así llamarlo. En dicho 'aparato' encaja a la perfección el capó motor del RB16. Los mecánicos retiran dicho capó motor del monoplaza y lo fijan al elemento metálico. Sólo encaja de una forma en cuestión. Mientras, los mecánicos construyen -de forma muy escueta y disimulada- un muro humano. ¿Que se prohíben las mamparas? La carne humana no transparenta. Y, así, tapar ideas sueltas que pudo aplicar Adrian Newey y su escuela. A su vez, Christian Horner conversa de forma animada con Toyoharu Tanabe, responsable de Honda en F1. La preocupación se notaba, pero en un segundo plano.

¿Y Ferrari? Quizá los que menos sensación de trabajo al unísono me han dado. También quizá haya que darles una segunda oportunidad. A veces se tapan puntos fuertes aparentando, y en los test aparentan mucho los equipos grandes. Según ha dicho Charles Leclerc: "Creo que los tres equipos grandes no han desplegado su potencial todavía". Habrá que vigilar a los italianos.

Por último, McLaren. Juventud. Ganas. Derroche. Y, en el muro, un vigilante. Carlos Sainz padre, centrado en los tiempos y con la radio en marcha. Donde hubo fuego quedan cenizas. El cariño que le tiene Sainz padre a Sainz hijo se palpa. El orgullo y la templanza. El bicampeón del mundo de rallies sabe de qué van las cosas en el deporte motor, pero deja vivir a su hijo. Y que se involucre de esa forma creo que es hasta positivo, tanto para 'Chili' como para McLaren. Pero repito, son sensaciones.

McLaren sigue en proceso de recuperación, recobrar el cariz que tuvo hace una década es complicado, pero posible. 2021 es un año clave para ellos, y más con la llegada de Mercedes como motorista. El retorno a lo que dieron...  bueno, ideas en el aire. Lo que se ve en pista, ya lo sabéis vosotros.

Abiertamente: esto es un artículo de opinión. No, no llevo todo lo que me gustaría de paseo por los boxes de cada Gran Premio, y con ello comprender al 100% lo que ocurre. Esto solo son apreciaciones, y por eso las comparto: no siempre se puede ver a un equipo de F1 trabajar. La televisión engaña mucho. Porque lo bonito del deporte no solo son las victorias, también el esfuerzo. Y, creo, que a nadie nos molesta ver ese esfuerzo.

Foto | Red Bull Content Pool