Fernando Alonso: el rookie experimentado

 | 

Las 24 horas de Daytona han ganado conocimiento y exposición mediáticos gracias a la participación de Fernando Alonso. No es un secreto que el ovetense ha cambiado el rumbo de su carrera deportiva desde su regreso a McLaren en 2015. Ya sea por las limitadas bondades que le han brindado los coches de Woking, por buscar su oportunidad en otras carreras o por puro interés más allá de la Fórmula 1, Alonso ha aprovechado al máximo su potencial publicitario y talentoso como piloto para competir en otro tipo de vehículos respecto a los que estaba acostumbrado hasta la fecha, potenciado en parte por la ayuda del director ejecutivo de McLaren, Zak Brown.

El hecho es que Alonso no está descansando como haría habitualmente en enero, sino que busca su oportunidad cruzando el charco para embarcarse en una carrera de prestigio, considerada la primera gran competición de relevancia internacional de cada año (en disputa con las exitosas 24 horas de Dubai, de teórico menor nivel). Será la primera vez que se cruce en una prueba tan exigente desde su participación en las 24h de Barcelona de 1999, dónde fue sexto junto a su compañero y amigo Antonio García y el periodista Pedro Fermín Flores. Hay que reseñar que Alonso compite en Daytona en parte para probar experiencias nuevas, pero sobre todo para prepararse de cara a una futura participación en las 24 horas de Le Mans.

No hay mucho a añadir a la conocida carrera deportiva de Fernando Alonso Díaz. Bicampeón del mundo de Fórmula 1, ascendió a la máxima categoría del automovilismo mundial después de dos años en las categorías de promoción. Se consolidó con Renault, venciendo el campeonato en 2005 y 2006. Un conflictivo año en McLaren le dejó de vuelta en Renault, dónde pasó dos temporadas más antes de irse a Ferrari. Pero lo que parecía ser un buen destino dónde finalizar su etapa en la Fórmula 1 se tornó amargo para el asturiano, que regresó a una McLaren cambiada. Dos cambios de motor y uno de cúpula directiva después, Alonso sigue en el equipo de Woking buscando el cada vez más esquivo tricampeonato.

En Daytona, Alonso pilotará el Ligier de United Autosports, equipo propiedad de Zak Brown. Le acompañarán dos jovenes británicos con perfiles distintos. Lando Norris tiene 18 años y es la gran promesa de McLaren, con cinco títulos en campeonatos de promoción (incluyendo la Eurocopa Fórmula Renault 2.0 en 2016 y el Europeo de Fórmula 3 en 2017) camino a la Fórmula 2. La misma edad tiene Phil Hanson, irónicamente el más experimentado del trío en el mundo de la resistencia gracias a sus participaciones en el WEC, la European Le Mans Series y la Asian Le Mans Series (campeón de LMP3 en la temporada 2016-17). El segundo coche de United Autosports opta por la mezcla de la experiencia en el coche de Will Owen y Hugo de Sadeleer con dos pilotos más probados en los ex F1 Paul di Resta y Bruno Senna.

Lee a continuación: Las 24 Horas de Daytona ya tienen Balance of Performance (y los LMP2 no salen beneficiados)

Sería faltar a la realidad definir a Fernando Alonso Díaz como un simple piloto de Fórmula 1. El asturiano marcó un antes y un después en la historia del automovilismo español con su irrupción en el Mundial de F1 ...