Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
Fórmula 1
Logo Icon

4 MIN

Fernando Alonso finaliza 16º en un fin de semana para olvidar en el Gran Premio de Francia

Fin de semana para olvidar  para Fernando Alonso. El asturiano ha tenido que cambiar la estrategia en las primeras vueltas de carrera, algo que le ha condicionado lo que restaba de Gran Premio puesto que ha tenido que entrar una segunda vez en boxes para intentar llegar a final de carrera sin ningún tipo de problemas.

El español comenzaba la carrera desde la decimosexta posición con la mirada puesta al cielo. Alonso en las primeras vueltas recibía la llamada desde boxes para hacer su primera parada. De este modo el asturiano ponía las ruedas más duras con las que pretendían llegar hasta final de carrera. Tras relanzarse la carrera por los incidentes de la salida entre Sebastian Vettel, Valtteri Bottas, Esteban Ocon y Pierre Gasly y limpiar la pista, tuvo un pequeño encontronazo con el alemán de Ferrari. Desde ese instante, el piloto de McLaren comenzó una carrera de remontada con un monoplaza que estaba dañado.

 Al final venía con una rueda mirando para Cuenca y al final tuvimos que parar. No perdíamos puntos así que no era mucha penalización. Una carrera un poco en subida con una arrancada difícil con muchos toques por delante. Al final quedarse en el circuito era la peor opción ya que todo el mundo atajaba y me quede último después de la salida y no pasaba nada, no sé el motivo por el cual no se ha tomado ninguna decisión.  Después safety car pusimos las amarillas y queríamos hacer toda la carrera con ellas. Al final las acabamos y comenzamos a perder un poco de ritmo. Optamos por poner unas ultrablandas y optar a conseguir la vuelta rápida al final de la carera, pero con el Virtual Safety Car y el problema en la suspensión tampoco pudimos, así que fin de semana poco competitivo quedando los dos coches fuera de la Q1  y ahora los dos coches fuera de los puntos. Seguramente tengamos mucho trabajo por hacer de cara a Austria y Silverstone.

Con las primeras veinte vueltas superadas, al asturiano le informaban por radio que la lluvia se acercaba al circuito. Mientras tanto, Alonso continuaba el Gran Premio sufriendo con tal de conservar sus gomas en el mejor estado posible a la vez que batallaba con Marcus Ericsson. A medida que pasaban las vueltas, se le complicaban las cosas al español puesto que no encontraba un buen rendimiento. Tanto es así, que en las últimas diez vueltas informaba por radio que sus compuestos estaban en las lonas. Por ello, en la vuelta  47 entraba en boxes y realizaba su segunda parada en boxes, finalizando en la 16º posición.

El asturiano se marcha de Francia con un sabor agridulce, tras vencer la pasada semana las 24h de Le Mans y tener un fin de semana tan complicado en Paul Ricard. Alonso, no ha pasado bajo la bandera a cuadros por un problema en la suspensión trasera de su McLaren, en una carrera en la que ha tenido que sacar el máximo partido a su monoplaza.

En el restart, igual que sucedió en la primera vuelta con Gasly y el Force India con uno por dentro y el otro por fuera, yo me toqué con Sebastian Vettel e hice trompo y él siguió y aparentemente no tenía ningún daño en su coche. Los dos seguimos, pero bueno, en la primera vuelta tras el restart con tres o cuatro segundos de ventaja, tomó bastante riesgo y le salió bien la jugada esta vez. Ojalá que en otro circuito veamos unas prestaciones mejores del McLaren. Aquí han sido seguramente las peores de toda la temporada y esperamos que haya sido un caso aislado. Lo acabaremos de ver dentro de cuatro días en Austria. Tengo esperanzas de que cambie la cosa y estemos cerca del top 10.

Sería faltar a la realidad definir a Fernando Alonso Díaz como un simple piloto de Fórmula 1. El asturiano marcó un antes y un después en la historia del automovilismo español con su irrupción en el Mundial de F1 ...

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable