CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

3 MIN

Fernando Alonso lucha por los puntos, abandona y da espectáculo post-carrera

Àlex Garcia | 11 Jun 2017
Fernando Alonso GP Canadá 2017
Fernando Alonso GP Canadá 2017

Fernando Alonso tenía en el Gran Premio de Canadá una buena oportunidad de puntuar tras partir desde la duodécima posición y al producirse varios abandonos entre pilotos que habitualmente están por delante. Las retiradas casi inmediatas de Carlos Sainz y Felipe Massa junto con los problemas técnicos de Max Verstappen en los primeros compases y los de Daniil Kvyat en los finales abrían una puerta de un tamaño importante camino a los primeros puntos de la temporada para McLaren. Desafortunadamente, Alonso volvió a retirarse cerca del final cuando su monoplaza dijo basta a falta de dos vueltas aunque el mayor espectáculo lo dio una vez retirado.

La salida fue muy buena para un Alonso que subía dos posiciones en las primeras curvas y se metía en zona de puntos. A pesar de todo, cuando entre la curva 2 y la 3 sucedió el incidente entre Grosjean, Sainz y Massa, el de McLaren tuvo que esquivar a los coches de sus rivales y ello le hizo ir largo en la primera chicane del trazado canadiense, perdiendo dos posiciones. A partir de ese momento, su carrera se desarrolló con su propia estrategia y sin centrarse demasiado en el trabajo de los rivales. De hecho, Alonso fue el piloto que realizó su parada a boxes más tarde, bien entrada la segunda mitad de carrera.

Su pelea iba a ser con Lance Stroll por la novena posición aunque con neumáticos nuevos habría tenido opciones de batir al canadiense. Pero en un giro argumental que está empezando a ser demasiado común a lo largo de la temporada 2017, su carrera acabó con el coche parado fuera de pista y con un Alonso con un enfado comprensible. Pero si al salir del coche, el bicampeón del mundo se quitaba de encima el protector con rabia, disimulaba con habilidad y decidía dar el espectáculo post-carrera al "colarse" en la tribuna entre los aficionados para darse un baño de masas. Además, Alonso completó su éxito personal al tirar los guantes entre el público.

La carrera fue difícil por nuestro déficit de potencia. A mitad de recta nos adelantaban e incluso era peligroso el ir tan lentos, cuando venían los demás coches tan rápido. Hicimos nuestro carrera y estábamos en los puntos... en la próxima veremos. A mi llevarme un punto ahora o no, tras 16 años no me cambiará la vida pero para el equipo hay que empezar a puntuar pronto, especialmente para los chicos que están trabajando mucho este año, sobre todo cambiando motores. El problema es que salgo ultimo en Bakú.