Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
Dakar
Logo Icon

11 MIN

Fernando Alonso y Marc Coma cierran una prometedora primera semana. Así ha sido su Dakar 2020 hasta ahora

La semana de debut en el Dakar 2020 para Fernando Alonso ha llegado a su final y desde luego el resultado ha sido merecedor de nota para el ovetense, el cual ha ido de menos a más y cada vez más acoplado a la Toyota Hilux V8 4x4 y a Marc Coma ha conseguido meterse en el Top10 durante los dos últimos días, firmando además el cuarto puesto de la tercera etapa, el día siguiente a decir adiós prácticamente a todas sus opciones de podio al haber perdido más de dos horas y media.

Aun así, tanto Alonso como Marc se han mostrado muy contentos a su llegada a la jornada de descanso, después de la llegada a las dunas durante este último día con 477 kilómetros cronometrados que han marcado el día y que han permitido al asturiano encontrar su propio ritmo antes de que el Dakar se traslade durante gran parte de sus etapas de la próxima semana al desierto, con el nombre propio del “Empty Quarter”, del que se espera precisamente que empiece a marcar distancias más amplías.

Con los principales gallos prácticamente imposibles de alcanzar después de la velocidad demostrada por los dos pilotos del Bahrain JCW X-Raid Team, ante el que tan solo Nasser Al-Attiyah ha tenido respuesta (el qatarí sigue sin lograr su victoria de etapa por las cuatro consecutivas de sus rivales), manteniéndose a menos de ocho minutos de Carlos Sainz y por delante de Stéphane Peterhansel.

Etapa 1 - Pinchazos y toma de contacto con la carrera:

Hasta 11 pinchazos entre los cuatro coches en los 752 kilómetros de la primera etapa del Dakar. El propio Fernando Alonso, copilotado por Coma, se encontró con dos de ellos, una losa demasiado pesada para los 319 kilómetros competitivos de los que constaba la etapa. Este Mini-Dakar de recorrido fue la perfecta toma de contacto para el bicampeón Mundial de Fórmula 1. Algunos problemas de navegación completaron el coctel que les llevó a perder 15 minutos y 27 segundos nada más comenzar, undécimos en la general.

Es genial finalmente comenzar el Rally Dakar. Es una aventura emocionante y lo hicimos bien hoy. Tuvimos algunos desafíos con la navegación y perdimos un poco de tiempo, pero todo es parte del juego. Nos pasó a nosotros hoy, y tal vez les pase a otros otro día. En general, Marc y yo estamos muy contentos con el Hilux y satisfechos con nuestro desempeño en carrera; nuestra confianza está creciendo día a día.

Etapa 2 - Una roca y la rotura de la suspensión lo hunden:

En la segunda etapa, la cual unía Al Wajh-Neom con 427 km competitivos, Toyota recibía su primera gran noticia. Giniel de Villiers y Álex Haro se llevaban el triunfo parcial, algo que les permitía recuperar gran parte del tiempo cedido tras los tres pinchazos del primer día y subir hasta la sexta plaza de la general. Fernando Alonso, tras un gran inicio de etapa (tercer tiempo más rápido en el primer control de paso), se dejó algo más de dos horas y media tras un incidente con una roca que dañó la suspensión.

El plan inicial era el de esperar a las asistencias, sin embargo, tras las primeras reparaciones con cinta americana, bridas y los repuestos que portaban, recibieron el OK del equipo para completar la operación y reemprender la marcha. Esta sería la peor etapa del dúo con el dorsal #310, perdieron finalmente 2 horas, 34 minutos y 38 segundos en meta (posición 63ª), cayendo a la posición 48 de la general.

No fue un buen día para nosotros en cuanto al tiempo. Pero fue un buen día para sentir lo que es el Dakar. Fuimos rápidos y Marc estuvo perfecto en la navegación. Todo iba bastante bien hasta que sufrimos el percance y perdimos horas para reparar la suspensión delantera.

Etapa 3 - El mejor resultado en una etapa, cuartos:

El tercer día tuvieron la ocasión para quitarse el mal sabor de boca. Alonso y Coma llegaron a meta quintos, pero una sanción de tres minutos a Nasser Al-Attiyah los elevaba hasta la cuarta plaza en la especial en que más cerca se han quedado de los ganadores finales, Carlos Sainz y Lucas Cruz, cediendo únicamente 6 minutos y 14 segundos después de 504 km.

Hoy fue un día muy tranquilo para nosotros, con buena visibilidad en las pistas. Adelantamos a todos los coches que teníamos delante en el momento adecuado, cuando sufrieron algún pinchazo u otros problemas; así que teníamos pista libre para nosotros. Fue una etapa realmente bonita, con un paisaje increíble pero, desafortunadamente, íbamos demasiado rápido para disfrutar realmente la vista. En general, estoy contento con nuestro resultado hoy; Marc volvió a acertar con la navegación.

Etapa 4 - Los pinchazos de nuevo protagonistas:

Los 453 kilómetros entre Neom y Al Ula volvieron a ser toda una sangría en materia de tiempo debido a los numerosos pinchazos. No era para menos, la cuarta etapa tuvo más de 100 kilómetros de pistas repletas de piedras, lo que llevó a que Alonso pinchara hasta en tres ocasiones, quedándose muy pronto sin repuestos y teniendo que afrontar la última parte de la especial de forma muy cautelosa. El resto de pilotos de Toyota también se veían afectados por este mal, algo que se ha relacionado con la forma de pilotar este tipo de 4x4 y a unos flancos de los BF Goodrich que no son lo suficiente resistentes especialmente en etapas en las que se precisa una presión de neumáticos compromiso para los distintos terrenos.

Hoy no fue un día fácil. Creo que probablemente fue la etapa más estresante que he hecho hasta ahora. Fue más allá de cualquier expectativa. La navegación fue realmente complicada con muchos tramos con rocas. Tuvimos tres pinchazos bastante temprano y recorrimos 150 kilómetros sin neumáticos de repuesto, por lo que tuvimos que conducir con mucho cuidado en la última parte de la etapa.

Alonso y Coma finalizaron la etapa en la 13ª posición, a 26 minutos y 21 segundos de los ganadores (Stéphane Peterhansel y Paulo Fiúza) y situándose vigésimos con casi tres horas de desventaja en la general.

Vi a mis compañeros de equipo en la neutralización y les dije que no me quedaban neumáticos. Les pedí que me dieran uno de repuesto si me veían parado en la pista, pero condujimos un poco más despacio en los últimos 150 kilómetros solo para evitar cualquier problema. Estamos felices de estar aquí y de haber sobrevivido a la etapa.

Etapa 5 - Llega la arena, Alonso empieza a encontrarse:

La carrera abandonaba Al-Ula hasta la ciudad agrícola de Ha’il. El terreno con abundante arena entre hierba de camello y montículos permitió a Alonso volver a encontrar su ritmo en los 353 kilómetros de los que se componía el sector competitivo. Terminaron con el séptimo mejor tiempo del día a solo 37 segundos de sus compañeros de equipo más experimentados, De Villiers y Haro, situándose en la general en la 18ª plaza y satisfechos especialmente con el ritmo marcado en la segunda mitad de la etapa, precisamente cuando se abandonaban los cañones y las pistas (con el consiguiente polvo en suspensión), para encontrarse con un terreno más abierto.

Hoy fue una buena etapa para nosotros. En términos de ritmo, creo que esta ha sido probablemente mi mejor etapa en el Dakar hasta ahora. El Hilux nos transmitió confianza y tuvimos un buen ritmo, especialmente en los tramos de arena del final de la etapa. Comenzamos atrás, lo cual es una desventaja por el polvo, especialmente al principio del día, pero ayuda a encontrar la ruta más adelante en la etapa. Hubiera sido bueno estar un poco más arriba al final de la etapa, pero en general estoy muy contento con el rendimiento de hoy.

Etapa 6 - Dos Top10 seguidos y a la espera de errores:

Dos top10 consecutivos y la opción de seguir recuperando posiciones hasta ser 14º de la general. El objetivo de llegar a la meta parece un paso más cerca, así como el hacerlo entre los 10 primeros frente a pilotos con muchos años de experiencia en la disciplina y con sus máquinas. No ha sido una semana sencilla para ninguno de los pilotos de Toyota, con Bernhard Ten Brinke enfermo desde el miércoles y con Giniel de Villiers afectado por un fuerte dolor del cuello.

Las estadísticas mostradas por la propia ASO reflejan la capacidad de Fernando Alonso para no tener apenas altibajos durante las etapas, siempre en tendencia positiva salvo en esta sexta jornada, cuando Mathieu Serradori imponiendo la velocidad de su buggy en la fase final de dunas, lo que le hacía perder a la pareja española de Toyota GAZOO Racing su lugar entre los cinco primeros. La Toyota Hilux V8 4x4 se encuentra a 3 horas, 18 minutos y 13 segundos de Carlos Sainz y Lucas Cruz, por lo que si quitásemos la fatídica segunda etapa estaríamos hablando que hasta ahora el tiempo cedido sería de apenas 43 minutos y 35 segundos.

Hoy fue otra buena etapa para nosotros. No tuvimos problemas, no sufrimos pinchazos y pudimos rodar con buena visibilidad. Volvimos a tener un buen ritmo, especialmente en las dunas. Marc fue especialmente bueno en las dunas, porque es muy bueno leyendo el libro de ruta. Gracias a todo eso, firmamos una buena etapa y llegamos al día de descanso con confianza

Ideas fundamentales de Alonso tras la 1ª semana (Audio):

  • Los MINI buggy están en otra liga
  • El ritmo depende mucho de la visibilidad y de salir delante para seguir ese tren
  • Cuatro días buenos, contentos con el ritmo y mejorando poco a poco.
  • Diferencias de comportamiento, cuando sales con más de 400 litros de combustible y acabas con 30-40, lo que hace una diferencia de peso increíble.
  • Los 4x4 con muchos problemas en las zonas de piedras por los pinchazos
  • Marc Coma clave en las dunas, tanto en navegación como en consejos
  • A la espera de que pasen cosas delante para poder ganar posiciones.

26
FOTOS
VER TODASVER TODAS