Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
Fórmula 1
Logo Icon

4 MIN

Ferrari cada vez más lejos de todo

El hecho de que ambos pilotos de Ferrari hayan culminado el Gran Premio de Hungría una vuelta por detrás de Lewis Hamilton, en apenas la tercera fecha del calendario, resulta decepcionante. Si bien Mattia Binotto admitió públicamente que la unidad de potencia utilizada este año es débil y que el SF1000 es un concepto errado, la deficiencia es tal que han sido relegados por Mercedes, Red Bull y Racing Point en calificación y esta vez en carrera Charles Leclerc no fue capaz de finalizar entre los diez primeros sin ningún tipo de justificación. Aspirar a ser sextos, o tal vez séptimos, en los grandes premios que restan es lo máximo que se puede alcanzar, según declaró Sebastian Vettel. Así de perdidos están en Ferrari.

El piloto alemán indicó, tras finalizar en el sexto lugar, que no está sorprendido ni por el ritmo tan lento de su monoplaza ni por ser doblado por Hamilton. Ferrari se va de Hungría ubicado en el quinto lugar en la tabla de constructores, muy lejos de Mercedes, y Vettel observa esta situación como lógica, en cierta forma resignado ante la imposibilidad de creer que habrá algún tipo de reacción en las carreras que están por venir. Consciente de que el hecho de que no estará con Ferrari la próxima temporada, y que por tal razón será relegado en las conferencias técnicas y de desarrollo del actual monoplaza, considera que lo observado en Hungría será una constante y por tal razón no se preocupa demasiado.

En palabras de Sebastian Vettel:

No estoy sorprendido, estaba claro desde el principio que [los Mercedes] darían un paseo, no fue una sorpresa para nosotros. Fue un regreso a la normalidad, la primera carrera en Austria fue una excepción, en la segunda ni siquiera competimos y ahora estamos aquí. Creo que es el lugar que merecemos, quinto o sexto, pero no más alto.

Por su parte, Charles Leclerc cree que experimentó algún tipo de problema porque descendió desde el sexto lugar en la salida hasta culminar en el puesto once, inclusive por detrás de Kevin Magnussen que logró puntuar con un modesto Haas F1. El piloto monegasco espera reunirse con sus ingenieros para determinar qué sucedió porque no hay relación entre lo ocurrido el sábado con lo que pasó el domingo. De lo que sí está seguro es que el hecho de ser doblado ha desmoralizado al equipo y a él le ha resultado difícil de aceptar el hecho de tener que pelear y ceder posiciones ante pilotos de Racing Point, McLaren, Renault y Haas.

Ante el desastroso inicio de temporada de Ferrari, a estas alturas es evidente que el podio de Charles Leclerc en el Gran Premio de Austria fue un hecho fortuito, de allí que en las próximas semanas se esperan decisiones de la alta gerencia con respecto a los jefes de la escudería. Desde Italia se da como hecho que Mattia Binotto será apartado de su cargo, tal vez para retornar a labores técnicas, y en su lugar entraría Antonello Coletta, actual director del programa GT.

Actualmente Ferrari, si la carrera es normal, no es rival para Mercedes, Red Bull y Racing Point, pero también sorprende el hecho de que McLaren esté por delante en el campeonato, situación inconcebible para el equipo italiano que finalizó en el segundo lugar entre los constructores el año pasado. El escándalo provocado por el déficit de potencia en los motores, el error conceptual del SF1000 y el perjudicial impacto mediático que ha provocado su gestión para con Sebastian Vettel ha creado una imagen negativa de Binotto, misma que se ha acentuado con los pobres resultados en pista.

De ser relegado Binotto y Coletta nombrado su sucesor, sería el cuarto jefe de Ferrari en siete años lo que indica el grado de improvisación que predomina en la estructura italiana. Desde ahora hay mucha incertidumbre con el proyecto a futuro que, en teoría, debería liderar Charles Leclerc, de allí que el hecho de degradar a Binotto no representaría un gran revulsivo debido a que la escudería está a la deriva en sus departamentos de diseño y motores, y la solución no sería de hoy para mañana.

Vía | Nextgen Auto