CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

2 MIN

Ferrari no caerá en una guerra de palabras

Humberto Gutiérrez | 27 Jun 2017
Sebastian_Vettel_GPb_Ferrari_17_17
Sebastian_Vettel_GPb_Ferrari_17_17

Tras lo sucedido en el Gran Premio de Azerbaiyán, desde los predios de Ferrari acordaron no caer en provocaciones ni responder a las tantas críticas que han proliferado en diversos medios. Maurizio Arrivabene, jefe del equipo, indicó que todo el personal está concentrado en la consecución del título y lo ocurrido en Bakú no les va a distraer de su objetivo. En la carrera se observaron dos incidentes que involucraron a ambos pilotos de Mercedes y de Ferrari, pero ya en la escudería italiana todo quedó en el pasado, siguen mirando hacia adelante mientras otros persisten en la búsqueda de conflictos.

La polémica desatada tras los eventos que se sucedieron entre Lewis Hamilton y Sebastian Vettel siguen dando de que hablar. Representantes de Mercedes y de otros equipos, además de los medios sensacionalistas, han criticado al piloto de Ferrari por su actuación. En tal sentido, Arrivabene no dudo en señalar que toda esa situación se debe analizar con todos sus contextos y aunque desde Ferrari aceptan las críticas, sin excusas, por la cuestionable respuesta de Vettel, el accionar de Lewis Hamilton detrás del Safety Car no parece el más adecuado.

El italiano recalcó que bajo ningún término se enfrascará en una guerra verbal ni con Niki Lauda, ni con Lewis Hamilton, ni con nadie, porque eso sería una pérdida de tiempo. Vettel es el líder del campeonato con 14 puntos de ventaja y en el renglón de constructores Mercedes marcha al frente por 24 puntos, así que el trabajo no se debe descuidar en aras de caer en discusiones estériles con agentes externos. Desde la pretemporada, Ferrari ha mantenido una estrategia mediática de discreción y ha resultado efectiva, así que el mismo Arrivabene ha destacado que evitará tomar otro rumbo.

Haremos un análisis de la carrera en Bakú, pero no vamos a quejarnos porque no es nuestro estilo. En Austria volveremos a intentarlo con más decisión que antes, hablamos poco y trabajamos mucho. Demostramos una gran capacidad cuando el equipo fue capaz de solucionar los problemas de [Kimi] Ráikkönen en muy poco tiempo y lograron devolverlo a la carrera. Esa es la Ferrari que conozco, un equipo que no se dará por vencido y continuará peleando en términos deportivos. Nosotros estamos en silencio, trabajando, que [Niki] Lauda hable, nosotros apenas escucharemos.

Vía | Speedcafe