CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

4 MIN

Ferrari no tendrá evoluciones hasta Hungría y reconoce que el concepto del SF1000 fue erróneo

Iván Fernández | 30 Jun 2020
ferrari-scuderia-2020-f1-evoluciones-sf1000-1
ferrari-scuderia-2020-f1-evoluciones-sf1000-1

En la Fórmula 1 son conscientes de que se enfrenta a una temporada en la que no están permitidos los errores. Los pilotos que mejor se adapten a un circuito, especialmente en aquellos en los que se disputarán dos pruebas, tendrán una clara ventaja respecto al resto, mientras que las lesiones, los problemas de fiabilidad o la falta de competitividad se pagará, especialmente al no haber prácticamente tiempo entre carreras para desarrollar el monoplaza en esta nueva temporada de calendario comprimido.

Si cada error se penalizará, también la falta de evoluciones no será el mejor de los escenarios para los equipos y esto en principio no solo atañe a las estructuras de mitad de tabla hacia atrás, sino que también lo sufrirán las escuderías de cabeza. Ferrari ha sido la primera en anunciar que llegarán este fin de semana al Gran Premio de Austria no llegarán grandes evoluciones en el SF1000, mientras que sus rivales, especialmente Mercedes-AMG F1, como Red Bull Racing desde el lado del motor Honda, ya han adelantado que sí esperan dar un importante paso respecto a lo que se vio en pretemporada.

Habrá que esperar por tanto al tercer Gran Premio de la temporada 2020 después de los dos que se disputarán consecutivamente en el Red Bull Ring, el de Austria y el de Estiria. Hungría debería por tanto ver la primera gran evolución de los monoplazas rojos pilotados por Charles Leclerc y Sebastian Vettel, tal y como ha reconocido el propio Mattia Binotto, el cual se ha restado presión con sus últimas declaraciones: “Nuestro objetivo es presentar las actualizaciones durante la tercera carrera el 19 de julio en Hungaroring. Sabemos que, por el momento, no tenemos el paquete más rápido”.

9
FOTOS
VER TODASVER TODAS

La verdad es que los resultados de las pruebas nos llevaron a dar un giro significativo en términos de desarrollo, especialmente en el lado aerodinámico. En primer lugar, teníamos que entender por qué no vimos los resultados que esperábamos en el camino y cómo recalibrar todo el programa en consecuencia. Hubiera sido contraproducente continuar en la dirección planificada, sabiendo que no habríamos logrado nuestros objetivos. Por lo tanto, decidimos crear un nuevo programa que revisara todo el monoplaza, sabiendo que no todo estaría listo para la primera carrera - Mattia Binotto

Ferrari únicamente ha podido trabajar durante cinco semanas y media desde la decisión de cerrar las fábricas debido al COVID-19, por lo que son pocas las esperanzas de estar en la pelea en un circuito en el que el año pasado rozaron la victoria hasta que la cabalgada de Max Verstappen terminó con el adelantamiento a Charles Leclerc casi sobre la campana.

Ahora la situación parece diferente y mientras que se espera que el trazado de Spielberg vuelva a pasar factura a los Mercedes (no será de extrañar que haya problemas de fiabilidad debido a la diferencia de temperatura respecto a los test invernales), desde Red Bull Racing parecen muy seguros en lo que puede ser la lucha por la victoria en este comienzo de temporada. Cada punto perdido o cedido, así como el tiempo que se tarde en mejorar el rendimiento puede ser una losa importante en la lucha por el campeonato, tanto el de 2020, como el de 2021, año en el que se emplearán unas especificaciones similares a las de este año.

Dicho esto, el circuito de Spielberg tiene características diferentes a las de Montmeló y las temperaturas serán mucho más altas que en febrero. En Austria, tenemos que tratar de aprovechar al máximo cada oportunidad, luego en Hungría, con la nueva etapa de desarrollo en la que estamos trabajando, podremos ver dónde realmente si nos comparamos con los demás, teniendo en cuenta los desarrollos nuestros y los de los propios rivales