Filosofía Kaizen: Akio Toyoda celebra el triunfo de Toyota en Le Mans dándonos la clave del equipo

 |  @fernischumi  | 

Este año Akio Toyoda no quiso estar en La Sarthe para ser testigo de la posibilidad de que Toyota se alzara con sus primeras 24 Horas de Le Mans. El CEO de la compañía reprimía su pasión por las carreras tal vez con miedo a no poder soportar un disgusto igual al de 2016 y veía desde la distancia la prueba francesa, perfectamente informado a cada momento de cómo se estaba desarrollando su asalto al triunfo en la 20ª participación de la marca en una cita que hasta ahora había sido inmisericorde con ellos.

El propio Toyoda volvería a escribir una carta de su puño y letra para referirse en este caso al final feliz de las 24 Horas de Le Mans 2018 y a la necesidad de apoyarse en la filosofía Kaizen, o de mejora continua de la que tanto presumen las grandes empresas japonesas. No ha sido para menos, recordemos que Toyota y sus pilotos estuvieron probando durante horas las posibles eventualidades negativas que se podrían dar durante la carrera, desde falta de combustible, pinchazos, pérdida de ruedas por tuercas mal fijadas o incluso problemas más críticos.

Tal vez se le ha notado menos emotivo que en otras ocasiones, sin embargo, sabiendo cómo vive las carreras Toyoda, a buen seguro ha disfrutado durante las últimas horas una victoria por la que han apostado durante décadas y que les ha dejado en más de una ocasión con un resultado descorazonador. El equipo se levantó de todas y cada una de esos finales, e incluso, ya sin rivales entre los fabricantes, supo cómo volver a motivarse y dar aún más notoriedad a su éxito con la llegada de Fernando Alonso.

Carta integra de Akio Toyoda, CEO de Toyota Motor Corp:

“¡Gracias por darlo todo!” Permítanme dirigir estas palabras a nuestros pilotos, que condujeron nuestros coches por la distancia más larga en Le Mans, finalmente en nuestro 20º desafío. Al mismo tiempo, me gustaría decir lo mismo a nuestros coches, completando 388 vueltas, aproximadamente 5,300 km.

Y “¡muchas gracias por permitirnos a nosotros y a nuestros pilotos sacarlos todo!” Quiero decirles esto a todos los fanáticos que nos han apoyado durante mucho tiempo, a nuestros socios y proveedores que han luchado junto con nosotros, a todos los miembros del equipo y a las personas relacionadas con nuestro equipo. Quiero expresar mi sincero agradecimiento a todos.

En nuestra historia, nunca ganamos Le Mans, solo miramos la retaguardia de nuestros rivales, así que nos dedicamos al desarrollo de nueva tecnología, creyendo que, si hacemos un coche que se pilote más rápido que el suyo, podríamos ganar.

Sin embargo, no pudimos ganar nuestra 19ª carrera el año pasado. Después de la carrera, alcé mi voz al equipo: “¡No podemos ganar Le Mans si solo nos importa hacer un auto rápido! Lo que no tenemos es fuerza. ¡No somos un equipo fuerte!” Luego, reconstruyeron la operación preguntando por qué no tenían fuerza desde cero, y finalmente llegaron a la conclusión de que lo que faltaba era la idea de kaizen, o mejora continua.

Cada operación detallada para hacer y pilotar un automóvil, y cada persona necesita considerar cómo prevenir cualquier error. Luego sabrán qué hacer a continuación. Pasaron el año trabajando en la mejora, tratando de adquirir la “fuerza”.

Porsche, a quien no vencimos, tal vez ya tenía esta fuerza. No podríamos competir con ellos nuevamente este año, pero queríamos nuevamente aprovechar esta oportunidad para mostrar nuestro sincero agradecimiento a esos grandes rivales.

Antes de que comenzara la carrera este año, recibí un mensaje de uno de los miembros del equipo. “Me siento incómodo este año. Hemos seguido mejorando durante todo el año, pero finalmente me di cuenta de que el kaizen es continuo, que nunca termina porque siempre hay margen de mejora. Creo que es por eso que me siento incómodo. Seguiremos haciendo nuestro trabajo. mejor y continuar el kaizen con los miembros de mi equipo hasta que lleguemos a la bandera a cuadros. Morizo ​​san, por favor sigan apoyándonos durante la carrera “.

Después de leer esto, sentí que se están volviendo más fuertes. Así que realmente quería verlos ganar, y decidí luchar junto con ellos a pesar de que estaba en Japón.

Estamos desarrollando un coche de carretera de un coche de carreras que compite en Le Mans. Kaizen es continuo, es una idea común en Toyota y ahora los miembros del equipo de carreras también lo entienden vinculado a la victoria, así que creo que nos acercamos un paso más a la realización del proyecto.

Finalmente, ganamos 24 Horas de Le Mans este año. Quiero disfrutar la gran sensación de hoy con todos los fanáticos que nos han apoyado durante mucho tiempo. Por supuesto, este es otro paso hacia el próximo desafío, por lo que también me gustaría solicitar su apoyo continuo a partir de ahora. Muchas gracias.

17 de junio de 2018

Akio Toyoda 
Presidente 
Toyota Motor Corporation

Lee a continuación: Toyota, la sonrisa de un niño y el sueño de un hombre de carreras

  • Bladerunner gonzalez

    Se lo resumo yo en 2 líneas… Ganamos porque corríamos contra nadie, punto.