Fin de fiesta pasado por agua para el DTM 2019

 |  @eloy_eg  | 

La temporada 2019 del DTM bajó el telón este pasado fin de semana en su escenario tradicional de Hockenheim. Con los títulos de pilotos y marcas liquidados y el equipos convertido en un duelo entre Audis, el único atractivo real de la cita era ver al fin juntos en competición a los coches del DTM con los del Super GT bajo el paraguas del reglamento Clase Uno. Y de momento el experimento no deja grandes conclusiones, sin que la climatología ayudara.

Honda, Nissan y Lexus se presentaban en Hockenheim con un coche cada una, si bien sólo la primera optó por dar todo el fin de semana a un solo piloto (Jenson Button) mientras que Nissan (Ronnie Quintarelli y Tsugio Matsuda) y Lexus (Nick Cassidy y Ryo Hirakawa) daban una jornada de competición a cada uno de los integrantes de las parejas que habitualmente compiten en Super GT. Sin embargo más que esa elección lo determinante fue la Balance of Performance establecida en test. Sobre el papel los japoneses debían tener coches más rápidos, pero la ausencia de DRS y el desconocimiento en materia de neumáticos (Hankook es proveedor único en el DTM, mientras que en Super GT hay guerra de neumáticos) fueron determinantes, especialmente al no ser capaces de meter en temperatura las gomas.

De todos ellos el único que brilló fue Jenson Button. El campeón del mundo de F1 en 2009 fue capaz de colocar su NSX sexto en parrilla para la primera carrera, demostrando una vez más su capacidad sobre piso mojado. La pole fue para el campeón, René Rast, seguido de Marco Wittmann y otros tres pilotos de Audi (Rockenfeller, Aberdein y Duval), con Nico Müller retrasado, 11º, aún en la disputa por el subcampeonato. Quedó justo por delante de los Aston Martin, siendo Dani Juncadella 13º, mientras que el Nissan y el Lexus deberían partir desde el fondo de la parrilla.

No les fue mucho mejor en carrera, pues un problema de transmisión impidió al GT-R de Tsugio Matsuda tomar la salida con normalidad. Al frente René Rast conservó el liderato y vio cómo Mike Rockenfeller le hacía un pequeño favor al superar a Marco Wittmann, si bien el ritmo del de BMW terminó por imponerse y pudo recuperar el segundo puesto. Wittmann logró aproximarse con la parada obligatoria a Rast y un más que discutible Safety Car por abandono de Eng le dio una oportunidad en la resalida, brindándonos así un bonito duelo en el que se pasaron y repasaron, cayendo la victoria del lado de Rast. Completó el podio Mike Rockenfeller por delante de otros dos RS5, los de Frijns y Duval. Paul di Resta logró un notable resultado para Aston Martin al finalizar séptimo, en una carrera donde Dani Juncadella debió abandonar, mientras que Jenson Button finalizó noveno como el mejor de los representantes del Super GT después de tener que remontar tras una mala parada y habiendo mostrado buen ritmo.

Las condiciones empeoraron para la jornada del domingo y ello fue en detrimento de los japoneses, cuyo mejor coche en la parrilla de la segunda carrera fue el Lexus de Nick Cassidy, tan sólo 16º. Mike Rockenfeller marcó el tiempo de referencia pero una sanción dio la pole a Nico Müller, que disfrutaría así de una gran oportunida de apuntalar el subcampeonato. Aston Martin conoció suerte dispar, pues aunque Jake Dennis y Ferdinand Habsburg se situaron en la sexta fila de la parrilla, a Paul di Resta y Dani Juncadella hubo que buscarlos bastante más atrás (17º y 18º).

La sanción pareció enrabietar a Mike Rockenfeller, que en la salida llegó a amagar con colocarse segundo, si bien se situó cuarto tras Müller, Glock y Wittmann y la lucha con los BMW abrió la puerta a que René Rast terminara haciéndose con el segundo puesto en la horquilla. Rápidamente la carrera quedó interrumpida por un accidente del Lexus de Cassidy, provocando un Safety Car bajo el cual también se rompió el Aston Martin de Dani Juncadella, forzando una bandera roja. Parecía que íbamos a ver en la última carrera de la temporada una reedición del duelo por el título entre Müller y Rast, pero el ya campeón paró una vuelta más tarde y sufrió mucho a la hora de calentar los neumáticos, lo cual no sólo le dio la victoria a Müller sino que dejó a Rast tercero tras Rockenfeller. Jake Dennis volvió a rascar puntos para Aston Martin al ser octavo, mientras que Jenson Button sólo pudo ser 16º con el mejor de los Super GT.

A finales de noviembre el DTM devolverá visita al Super GT con la celebración de la denominada 'Dream Race' en Fuji.

Foto | Audi Sport

Lee a continuación: El calendario del DTM completa su calendario internacional y viajará a Rusia en 2020