Ford no contempla un programa Mustang para el Supercars

 |  @X3Humberto  | 

El campeonato australiano de turismos se encuentra en una encrucijada en varios sentidos. Por una parte, sus organizadores han advertido que solamente Holden tiene previsto utilizar motores V6 turbo en 2019, de allí que se analiza la opción de que tanto Ford como Nissan continúen con los V8 sin empujarlos al cambio. Por otra parte, la incertidumbre con respecto al sucesor del Falcon persiste porque Ford anunció que no apoyará la entrada del Mustang, así que Team Penske y Tickford Racing, equipos afines de la marca americana, tendrán que ver cómo resuelven ese problema.

El Ford Falcon dejó de producirse y comercializarse en Australia en el año 2016 mientras su rival directo, el Holden ZB Commodore es nuevo y además cuenta con el pleno respaldo de General Motors. Ante la posibilidad de que el campeonato resulte desequilibrado, ya que todo apunta a que Holden y su equipo principal, Triple Eight Race Engineering, gane el título con cierta facilidad y que la diferencia con respecto a los rivales se acentúe cuando introduzcan el nuevo motor, la organización Supercars y el resto de los equipos creen que es hora de revisar las reglas en la búsqueda de una mayor paridad.

En tal sentido, y ante la negativa de Ford de homologar otro coche para el campeonato, Penske y Tickford tendrán que ingeniárselas para obtener un mayor desarrollo del Falcon y así mantener su nivel de competitividad aunque sea este año. Una propuesta a analizar sería introducir ciertos elementos aerodinámicos, así el coche termine siendo distinto al que salió de la fábrica, algo que contraviene la normativa de los campeonatos de turismos. Pero es que al parecer no hay alternativas para la organización del Supercars que al paso que lleva va rumbo a convertirse en una Copa Holden.

En palabras de Tim Edwards, jefe de Tickford Racing:

Pensamos y nos enfocamos en el futuro, pero iniciamos nuestra cuarta temporada con el Falcon y si estuviera en producción estaríamos con él otros años. Todavía es competitivo y trabajamos para conseguir la mayor cantidad de mejoras, pero es complicado de explicar esa situación cuando alcanzas el techo de desarrollo y entiendes que no es suficiente para ganar carreras. Ahora parece que la solución es que deberíamos competir en Mondeos o en Mustangs o lo que sea porque el Falcon no está presente en el mercado.

Vía | Speedcafe

Lee a continuación: Red Bull se retira del DTM

  • M.A.

    Corren malos tiempos para los "super-turismos", tras el final del WTCC, los problemas del DTM y ahora el del Supercars aussie....
    Y los problemas son siempre los mismos; vehiculos muy especificos, reglamentación pensada para atraer a las marcas oficiales (imposible para privados desarrollar coches así) y a pesar de todo, falta de competidores.
    ¿Veremos un TCR-Aussie? ¿O el Supercars derivará hacia los GT's?

    • Elias Escalada

      No lo creo, son bastante cabezas duras éstos australianos como para dejar de lado sus Supercars. Igual, ante la duda, ya tienen varias temporadas de GTs y en 2019 van a aterrizar los TCR por esos lados.