CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

3 MIN

GP de Bélgica 2018: un nuevo ejemplo de que la seguridad en las carreras nunca es suficiente

Iván Fernández | 26 Ago 2018
fernando-alonso-f1-belgica-gp-accidente
fernando-alonso-f1-belgica-gp-accidente

Cuando ocurren este tipo de situaciones, es imposible no dar las gracias por todos aquellos que trabajan para hacer las carreras tan seguras cómo es posible. Fernando Alonso, Nico Hülkenberg y Charles Leclerc protagonizaban en la salida del Gran Premio de Bélgica el accidente más aparatoso de lo que llevamos de temporada, uno del que afortunadamente todos ellos han salido ilesos, pero a buen seguro con un buen susto y la adrenalina todavía trabajando para ocultar esas magulladuras que puede haber dejado un impacto considerable especialmente en los casos del asturiano y del monegasco.

Poco más podía hacer Nico Hülkenberg que excusarse por su grave error y aceptar la penalización de 10 posiciones en parrilla que le acarrea el haber sido el principal responsable de la colisión a tres bandas que ha dejado a todos ellos fuera de carrera. El piloto germano de Renault admitía que había bloqueado las ruedas delanteras, algo que unido a la presencia de menos agarre del que esperaba, había tenido como consecuencia el impacto directo contra la zaga del McLaren de Alonso.

Por ahora todo bien, habrá que esperar algunas horas para ver como estoy cuando pase la adrenalina, en principio ningún problema, pero habrá que esperar un poco. En esos momentos vi por el espejo retrovisor que Hulkenberg llevaba todas las ruedas bloqueadas, pero bueno no tenía donde meterme y fue una pena la verdad. Lo cierto es que nadie lo hace aposta, pero… hay que saber hacer salidas también. Las salidas cuando sales tan atrás con toda la carrera por delante es difícil de entender esto.

Poco pudo hacer el asturiano para controlar su monoplaza. Pasajero en su propio coche, el ovetense salía volando después de que lo catapultara el impacto contra la trasera del Alfa Romeo Sauber de Leclerc, cayendo posteriormente desde una considerable altura sobre la montura del protegido de Ferrari, el cual se mostraba afectado en sus declaraciones posteriores, apuntando que “no sé lo que hubiera pasado hoy sin el Halo, pero en algunos casos es útil”.

En esta ocasión el impacto del McLaren sobre el Sauber se producía precisamente con el patín inferior del monoplaza de los británicos, frenado por un segundo impacto que se producía frente a la chimenea del coche de Leclerc. Las marcas negras dejadas en el Halo blanco de este último demostraban que había habido contacto, soportado a la perfección por la estructura introducida este año por la FIA tras mucha polémica.

El lado positivo es que los tres estamos bien, incluido Leclerc, he volado sobre su coche y podemos decir que tener el Halo ha sido algo muy bueno para él hoy, muy útil si miramos la repetición. Creo que es feliz de tener el Halo, no necesitamos probar más que es algo bueno.