Gran Premio de Bahréin 2008: Ferrari y la última victoria del tabaco en la Fórmula 1

 |  @alexgarciagv27  | 

El Gran Premio de Bahréin lleva ya disputadas quince ediciones, desde su llegada al mundial de Fórmula 1 en 2004. Como tal y a pesar de ser una de las carreras con menos historia en la categoría reina, empieza a tener una buena cantidad de carreras históricas que contar. Una de estas es la edición de 2008, en la que la Scuderia Ferrari alcanzó su podio número 600 con un doblete que marcó lo que iba a ser la primera parte de temporada. De hecho, el triunfo de Felipe Massa fue el último de un coche patrocinado abiertamente por una marca de tabaco; Marlboro. La prohibición del patrocinio de las tabacaleras estaba ya expandida en 2008 y solo en Bahréin, Mónaco y China hubo libertad absoluta en ese sentido. Kimi Räikkönen y Robert Kubica completaron el podio en una carrera en la que McLaren fue la cruz del fin de semana.

El Campeonato del Mundo de Fórmula 1 llegaba a Sakhir para la tercera carrera de la temporada tras las victorias de Lewis Hamilton en Australia y Kimi Räikkönen en Malasia. Mientras tanto, los BMW Sauber habían sido las sorpresas con Nick Heidfeld y Robert Kubica segundos respectivamente, dejando los restantes podios para Nico Rosberg y Heikki Kovalainen. Esto dejaba una general encabezada por Hamilton con 14 puntos por 11 de Räikkönen y Heidfeld, mientras Kovalainen tenía 10 y Kubica, 8. ¿Y Felipe Massa? El brasileño tenía un doble cero después de dos abandonos en las dos primeras carreras, incluyendo una cita en Sepang en la que partía desde la pole position. De esta forma, la Fórmula 1 estaba en Bahréin ante la última carrera antes de la gira europea.

La sesión clasificatoria trajo la primera gran sorpresa del año con un Robert Kubica que firmó la pole position, la primera de su trayectoria en la Fórmula 1. Menos de tres centésimas por detrás estaba Felipe Massa, con Lewis Hamilton y Kimi Räikkönen en segunda fila. Heikki Kovalainen y Nick Heidfeld cerraban el típico top 6, con Jarno Trulli, Nico Rosberg, Jenson Button y Fernando Alonso entre los diez primeros en este mismo orden. La carrera se planteaba especialmente interesante, contando con tres equipos en posiciones delanteras y un BMW Sauber que a pesar del enfoque alemán de su temporada 2008, llegaron a ser candidatos reales durante gran parte de la temporada. El domingo se levantó tal y como podía esperarse con buen clima, aunque con algo menos de calor del previsto y algo de viento que amenazaba con traer arena a la pista.

Al apagarse las luces de los semáforos, en el momento de la salida el mejor fue Felipe Massa. El brasileño superó a Robert Kubica en la primera curva y tomó el liderato, mientras por detrás Lewis Hamilton cometía un error salvado por el sistema anti-calado de su McLaren que a pesar de todo no pudo evitarle el caer hasta el noveno puesto. Su posición la heredaba Kimi Räikkönen, tercero por delante de Kovalainen, Trulli y Heidfeld. Por detrás, Hamilton se las veía con Alonso y al final acabó habiendo contacto entre ambos, dañando el alerón delantero de su McLaren y obligándole a parar para cambiar el frontal. Volvió en décimoctava posición y sin opciones de pelear por una posición que le entregara buenos puntos para el campeonato.

Por su parte, Massa seguía mandando con autoridad y sin ser molestado por ninguno de sus rivales. La lucha se centraba en las posiciones posteriores, puesto que Räikkönen también había dado cuenta de Kubica en la vuelta 3 y rodaba en solitario. Con los Ferrari en las dos primeras posiciones y los BMW Sauber en las dos siguientes gracias en buena parte a los problemas de Hamilton y la falta de ritmo de Kovalainen, la Fórmula 1 vivía una situación irónicamente reminiscente del resultado final en la clasificación de constructores de 2007. Por detrás, el primer abandono se produjo cuando Sebastian Vettel tuvo que retirarse tras colisionar con otros coches. La carrera siguió durante buena parte sin mayores cambios; Massa en cabeza con una ventaja sólida sobre Räikkönen y los demás.

El primer piloto en parar a boxes fue Kubica, naturalmente con menos carburante que sus rivales, en la vuelta 17. Siguieron Räikkönen y Trulli en la vuelta 20 y Massa en la 21. Para aquel entonces se había retirado también Button. La carrera se mantuvo estática hasta la segunda ronda de paradas, con mantenimiento de posición entre los dos Ferrari que habían dominado la carrera sin apenas oposición. Por otra parte, la historia de la carrera era el intento de remontada de Hamilton, que adelantaba en pista a Piquet, Davidson, Sutil y Bourdais. Solo ganaría una posición más, por abandono de Nelson Piquet Jr. Una buena forma de ver la diferencia de facilidad de adelantamientos de una década en el pasado y hoy en día, además de la mayor diferencia de los coches ganadores y los coleros de nuestros tiempos.

La carrera terminó sin mayores sobresaltos, con Felipe Massa cruzando la línea de meta con una ventaja de más de tres segundos sobre Kimi Räikkönen para lograr los podios número 600 y 601 de la historia de Ferrari en la Fórmula 1. Robert Kubica ocupó la tercera posición por delante de Nick Heidfeld, dándole a BMW Sauber un buen resultado pero aún sin llegar a estar donde los alemanes querían. El hecho de estar a menos de cinco segundos de la victoria era suficiente para tener buena confianza en el futuro, con un triunfo que no debería tardar mucho en llegar y que de hecho no se hizo esperar demasiado. Heikki Kovalainen cerró el top 5, lejos ya de los cuatro pilotos de delante aunque en tierra de nadie al estar lejos a su vez de sus perseguidores; Jarno Trulli, Mark Webber y Nico Rosberg en los últimos puestos con derecho a puntos. Fernando Alonso fue décimo tras una carrera con muy poca historia para él.

De hecho, el resultado de BMW Sauber tenía la sorprendente particularidad de ser suficiente como para darles la primera posición en la clasificación de constructores, con un solo punto de ventaja sobre Ferrari y dos sobre McLaren. En cuanto a los pilotos, Kimi Räikkönen alcanzaba los 19 puntos y tomaba la delantera en el campeonato por delante de Nick Heidfeld con 16 puntos, mientras Lewis Hamilton, Robert Kubica y Heikki Kovalainen protagonizaban un triple empate a 14. Felipe Massa estaba por detrás con 10 puntos. La Fórmula 1 dejaba atrás Asia y ponía sus ojos en Barcelona para la disputa de un Gran Premio de España en plena ebullición de la polémica entre Alonso y Hamilton, sobre todo al contar solo este último con un coche competitivo en el inicio de temporada...

Lee a continuación: McLaren advierte de las opciones de abandonar el Mundial de Fórmula 1

Kimi Räikkönen es un piloto de Fórmula 1, uno de los cuatro campeones del mundo en activo y el último en triunfar para Ferrari en la categoría reina junto a Lewis Hamilton, Sebastian Vettel y Fernando Alonso. El finlandés es ...

  • emjpshyco

    Muy buen artículo y recuerdo de este entretenido GP. Es increíble que lo recuerdo como si fuera ayer y han pasado ya la friolera de 11 años (!!!!).

    Sin embargo, tengo que decir que en el 2008 el logo de Marlboro no apareció como tal en ningún Ferrari durante la temporada, y esta carrera no fue excepción, al igual tampoco lo fueron China y Mónaco. Has de fijarte en las imágenes de la salida y las del podio, en las que salen los típicos códigos de barras que siempre lucía Marlboro hasta 2010 tanto en los alerones traseros de los Ferrari como en los monos de los pilotos y del personal del equipo.

    La imagen de la cabecera con Massa luciendo el dorsal 2 y los logos de Marlboro en el monoplaza no corresponde al GP de Bahréin de 2008, sino a los test de pretemporada de 2008, ya que en Bahréin se celebraron jornadas de test invernales. En una sesión oficial, la última vez que un logo de tabaco apareció en la F1 fue en el GP de China de 2007, GP que por cierto ganó Kimi Raikkönen con el Ferrari-Marlboro.

    • Ferran Pistola

      Eso iba a decir yo de los logos de Marlboro