Gus Greensmith debutará al volante de un Ford Fiesta WRC de M-Sport esta temporada

 |  @fernischumi  | 

Gus Greensmith será otro de los pilotos protagonistas en esta temporada que promete muchas nuevas experiencias y sacrificios en el seno del equipo M-Sport. Después de confirmarse que Pontus Tidemand será el tercer piloto en los rallyes de Monte-Carlo y Suecia con miras a lo que debe ser su primer gran oportunidad en el Campeonato del Mundo de Rallyes absoluto tras haber dejado atrás los años con Skoda Motorsport en WRC2 y su relación profesional con Even Management. Sin embargo, quedan otras 12 citas por cubrir y en el equipo inglés buscan cómo cuadrar cuentas.

En su programa tendrán gran peso especifico precisamente Gus Greensmith, piloto británico que precisamente ha competido esta temporada en el WRC2 al igual que Nil Solans con una de las unidades del Ford Fiesta R5 de M-Sport. Ahora su oportunidad llegará en forma de un calendario casi completo que incluirá hasta 10 citas con el carreras-cliente de los de Cumbria en WRC2 Pro, algo que se verá complementado con su debut al volante de un Ford Fiesta WRC en el Rally de Portugal.

Hay que recordar que, tras conseguir cuatro podios de cinco posibles en el WRC2 en 2018, Greensmith ya tuvo la oportunidad de rodar al volante de uno de los World Rally Cars de nueva generación el pasado noviembre en un test privado que el propio piloto se encargó de mostrar a través de redes sociales. Tras la experiencia, el objetivo es el de posicionarse tras la cita lusa como la alternativa para los de Malcolm Wilson a sentarse en el tercer Ford durante otras citas de la temporada, posiblemente una o dos más además de la prueba lusa que se disputará el próximo mes de mayo.

En el caso de Citroën se espera que sea Yoann Bonato el encargado de representar a la marca de los dos chevrones en Monte-Carlo, mientras que Skoda debería hacer su entrada en competición de forma oficial posteriormente, ya con Kalle Rovanperä y Jan Kopecky defendiendo las últimas tres victorias de Skoda en WRC2 a través del nuevo certamen creado por la FIA para estructuras de fábrica.

A parte de ellos, la categoría para WRC2 privados sigue sumando adeptos. Tras la confirmación de las llegadas de Nikolay Gryazin y la posibilidad de que Chris Ingram haga lo propio, ha sido Marquito Bulacia el último en hacer públicos sus planes para este recién iniciado 2019, en este caso de nuevo con un Skoda Fabia R5 (realizará su preparación de nuevo en España) y disputando las pruebas de México, Argentina, Chile, Cerdeña, Turquía, Gales y Australia. Takamoto Katsuta será otro de los contendientes en este apartado, también al igual que Gus Greensmith, con la oportunidad de probar en competición uno de los nuevos World Rally Cars.

Vía | Autosport

Lee a continuación: Los fichajes del año en el WRC tienen su propia parodia [Vídeo]