Cerrar CERRAR
MENÚ
Logo IconSearch Icon
WRC
Logo Icon

3 MIN

Hayden Paddon y Ott Tänak: promoción del 2010 de la Pirelli Star Driver

Muchos no la recordarán, pero hace casi una década, Pirelli, suministrador único del Mundial de Rallyes por aquel entonces, y la Federación Internacional de Automovilismo se daban la mano para crear una iniciativa que serviría para buscar nuevos jóvenes talentos de menos de 27 años en cuatro zonas geográficas (dos provenientes de Europa, uno del Asia-Pacifico, otro de África y el último del MERC) y llevarlos de la mano a dar sus primeros pasos en el WRC.

La selección comenzó en 2009 y participaron hasta 30 países de los que salieron cinco pilotos en cada una de las dos ediciones disputadas (en 2011 Pirelli continuó apoyando a los jóvenes, pero en este caso a través del WRC Academy). Cada uno de ellos tuvo a su disposición uno de los extintos Mitsubishi Lancer Evo X Grupo N preparado por RalliArt y que entregaba hasta 280 CV de potencia para competir en seis eventos mundialistas.

En aquella primera edición los nombres que más destacaban eran los de Jarkko Nikara, actualmente enrolado en el proyecto de Tommi Mäkinen y Toyota GAZOO Racing, o el checo Martin Semerad. Sin embargo, sería en 2010 cuando la iniciativa demostraba dar sus frutos, al menos por lo que hemos podido ver a posteriori. Si miramos la lista de pilotos elegidos aquel año para formar parte del Pirelli Star Drivers, nos encontramos con dos nombres muy conocidos: Hayden Paddon en representación del Asia-Pacífico y Ott Tänak como uno de los dos europeos.

Siete años después, ambos pilotos han recorrido un largo camino, con sus respectivos altibajos (especialmente Ott Tänak), pero ambos son ahora pilotos oficiales, e incluso el de M-Sport es tercero en el campeonato. Precisamente el neozelandés y el estonio fueron los que más despuntaron en la iniciativa creada por la firma italiana de neumáticos en colaboración con la FIA. En el caso de Ott, realizó grandes actuaciones en Finlandia, Tour de Corse y Gales, terminando entre los 20 primeros de la general y remendando su mal inicio den Turquía y Portugal.

En el caso de Hayden Paddon, su regularidad llamó la atención de todos. El Campeón del Mundo de Producción en 2011 terminó todos los rallyes y a pesar de no haber competido sobre asfalto anteriormente, el kiwi se fue a casa con una espectacular actuación en el siempre complicado Rallye de Alemania, llegando a estar en la lucha por ganar entre los Grupo N. Lo conseguiría en casa, en Nueva Zelanda, terminando el año como tercer clasificado en un título de producción que se llevaría el portugués ya retirado Armindo Araujo.

Obviamente estos resultados le animarían a competir y arrasar en el PWRC sólo una temporada después. Había nacido una estrella que sólo un lustro más tarde se alzaría con la victoria absoluta en Argentina. Una buena muestra de que iniciativas como esta de captación de nuevos talentos tienen sus frutos.

Artículos Relacionados

Treinta años sin el Grupo B: repasa con nosotros los coches que lo hicieron inolvidable