CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

3 MIN

Helmut Marko y la filosofía aplicada en Toro Rosso

Humberto Gutiérrez | 22 Abr 2017
Toro_Rosso_SV_China_08_16_17
Toro_Rosso_SV_China_08_16_17

El asesor de Red Bull y responsable del programa de jóvenes pilotos de la firma austriaca enfatizó que en la escudería Toro Rosso, más allá de aprender, cada piloto debe demostrar que posee la capacidad para ganar carreras. Señaló que cuando Red Bull aprovechó la oportunidad de comprar el equipo Minardi el plan era sencillo, mantener con vida a la pequeña escudería mientras se decidía qué hacer con ella, en términos financieros y comerciales, pero cuando se ganó la primera carrera en 2008, antes que el equipo principal, todo cambió, principalmente el enfoque.

Marko indicó que entre los primeros objetivos de Toro Rosso no se había considerado establecerse en mitad de la parrilla ni que el equipo llegara a ser rentable por sí mismo, considerando los reglamentos que obligan a fabricar un chasis exclusivo. De repente y sin quererlo se encontraron en medio de dos equipos con filosofías distintas, así que se implementó el modelo de escuela, evaluar a los jóvenes pilotos en Toro Rosso y de allí la promoción a Red Bull Racing, tal como ha ocurrido con Sebastian Vettel, Daniel Ricciardo, Daniil Kvyat y Max Verstappen.

La fórmula ha resultado exitosa porque, según criterio de Marko, se les exige ser rápidos pero también demostrar que pueden con la presión, que piensan como ganadores sin poner excusas como las circunstancias, el motor, los demás pilotos u otros detalles. Añadió que encontrar ganadores no es sencillo porque muchos demuestran en categorías inferiores, pero luego llegan a la Fórmula 1 con la mente puesta en permanecer o en alcanzar puntos y allí se estacionan. Con respecto a los dos últimos pilotos que fueron ascendidos, Carlos Sainz Jr. y Max Verstappen, reiteró que no puede haber comparación porque el holandés es muy diferente en todo, parece un piloto único.

Cuando se puso en marcha el proyecto Toro Rosso pensamos en pilotos con apoyo financiero, método similar al de otros equipos. Pero con pilotos de pago era difícil ganar, así que decidimos conceder la oportunidad a excelentes jóvenes de las categorías inferiores, hacerlo como un experimento y de repente todo cambió. Desde entonces cada piloto que llega a Toro Rosso debe ser sobre todo rápido, tener el talento y manejar la presión, también tener la capacidad de gestionar el equipo. Acá queremos ganadores, es evidente que se toma en cuenta en el equipo en que están, pero todo depende del propio piloto porque es su rendimiento y nada más, es todo lo que nos interesa.

Vía | Nextgen Auto