CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WRC

3 MIN

Hervé "Knapick" Lemonnier celebrará sus 72 años corriendo el Rallye de Monte-Carlo

Iván Fernández | 24 Dic 2018
knapick-world-rx-2017-wrc-2
knapick-world-rx-2017-wrc-2

Estoy seguro de que a más de uno le habrá resultado curioso el encontrarse cuando paseaba por el paddock del Mundial de RallyCross con un veterano enfundado en un mono ignifugo y con la misma mirada e ilusión de un rookie. Hervé Lemmonier, también apodado como “Knapick”, sigue dando guerra en el automovilismo a pesar de que el próximo 9 de enero cumplirá 72 años. Su caso, y el de Yoshimasa Sugawara en el Rally Dakar (en mayo serán 78 años los que cumpla) siguen contrastando en una época en la que los Oliver Solberg, Marquito Bulacia y Kalle Rovanperä comenzaron a competir internacionalmente bordeando únicamente la tierna edad de los 18 años.

Hervé ha disputado durante las últimas temporadas varias pruebas del World RX (en Letonia el año pasado arañó un punto del 16º puesto en la clasificación intermedia) y del Andros, algo a lo que ha sumado apariciones en rallyes que finalmente desembocarán en que el próximo 24 de enero estará en la salida del Rallye Monte-Carlo 2019. Será su tercera participación después de estar en 2009 con un Mitsubishi Lancer Evo IX y en 2011 con un Subaru Impreza WRX STI, aunque se tratará de su segunda prueba en el WRC ya que la cita monegasca no fue valedera para el Mundial entre esos años.

En esta ocasión estará al volante de un Citroën DS3 R5, copilotado en este caso por Marie-Laure, una sus hijas, precisamente con la que también mantiene una gran pasión por la competición. No es de extrañar que “Knapick” fuer un loco de las carreras cuando con solo 19 años Hervé compitió a la derecha de su padre, Gilbert, algo que ha ido contagiando él mismo al resto de su familia, con el normando pudiendo celebrar que sus dos hijas, han profesado un gran amor por el automovilismo, tanto de RallyCross como de carreras sobre hielo, algo que ha llegado hasta su sobrino, Xavier Lemonnier, también piloto de rallyes.

A los 72 años de edad, será difícil encontrar un piloto más veterano en el Mundial, recordando que por ejemplo Stig Blomqvist disputó su último rally en Suecia en la edición de 2006, precisamente el mismo año en que cumplía 60. ¿Por qué el sobrenombre de “Knapick”? Hervé comenzó trabajando entre otras muchas cosas como vendedor de maquinaria agrícola y a finales de la década de los sesenta decidió competir en un rally con dicho seudónimo, un fabricante de este tipo de productos, para que sus clientes no le pudieran identificar.