ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

3 MIN

500 Millas de Indianápolis: La mayor librada del 2022 ya tiene favorito y final feliz [Vídeos]

Apenas estamos transitando por la tercera semana de abril y ya podemos tener la ganadora a “mayor librada del año”, un premio que, si bien no forma parte del programa de la Gala de la FIA, habría que hacer fuerza para que pudiera estar entre los galardones… incluso sin que las IndyCar Series sean una competición bajo el paraguas del estamento internacional. Lo visto ayer en el test de las 500 Millas de Indianápolis sin duda quedará para el recuerdo como uno de los “Brown Code” más estremecedores de los últimos tiempos.

Will Power se encontraba saliendo de boxes a velocidad reducida cuando perdió el control de su monoplaza de forma repentina. El propio piloto no salía del asombro ante lo que se puede considerar como un comportamiento cuanto menos extraño de su coche. Esta situación de peligrosidad se convirtió en un potencial accidente cuando Power quedó trompeado ya sobre la parte del oval superior y mirando hacia los vehículos que se aproximaban a más de 300 km/h por el banking.

Uno de ellos era Colton Herta, el cual sin apenas visibilidad y sin esperarse la presencia del coche de su rival trompeado, fue capaz de esquivar con una maniobra prodigiosa la colisión, la cual podría haber deparado graves lesiones a ambos. Herta terminó llegando hasta el muro superior, golpeando ligeramente su monoplaza y teniendo que regresar al Gasoline Valley, pero los daños fueron mínimos teniendo en cuenta lo que podría haber sido para ambos una colisión frontal con uno de los dos vehículos a velocidad cero y el otro lanzado a fondo en la curva 1 de Indianápolis.

Marcus Ericsson también tuvo un momento de mucho peligro con Helio Castroneves, completando una jornada que será felizmente recordada porque todos ellos resultaron con los competidores ilesos. Incluso los propios pilotos compartieron las imágenes de sus onboards en redes sociales «Salvada por un pelo hoy. Will Power me debe una cerveza«, dijo Herta, a lo que el propio Power le contestaría consciente de lo ocurrido: «Tío, te debo más que una cerveza, aliviado de que no haya terminado en alguno peor. No estaba apretando, sólo dejé el coche ir. Nunca me habría esperado eso«.

Los comisarios de las IndyCar Series decidieron cerrar la pista para realizar un estudio detallado sobre los motivos que estaban derivando en tantos accidentes y trompos en la salida del pit-lane (hasta tres coches lo sufrieron) teniendo en cuenta que apenas faltan unas semanas para la disputa de la Indy500. La 106ª edición de la carrera se celebrará el 29 de mayo.

Dame tu opinión sobre este artículo

Ni fu, ni fa
Me ha gustado
¡Muy bueno!

Iván Fernández

Cargando...