MENÚ
Diariomotor Competición
Otros circuito

3 MIN

James Glickenhaus arremete contra Aston Martin Racing

aston_martin_wec_cota_2020_20

Tras declarar públicamente que el programa Valkyrie en el WEC queda pausado de forma indefinida, David King, presidente de Aston Martin Racing, comunicó, al término del Lone Star Le Mans realizado en el Circuito de las Américas, que existe la posibilidad de unirse a la plataforma LMDh aunque ello signifique la desaparición de su programa GTE de fábrica. En tal sentido, James Glickenhaus, propietario de Scuderia Cameron Glickenhaus, criticó fuertemente la posición de Aston Martin ya que luego de que el ACO cambió las reglas técnicas para privilegiar al Valkyrie en la clase Hypercar, el fabricante desertó dejando a Glickenhaus buscando un motor más potente y a Toyota dilapidando el dinero.

King declaró hace varios días que el programa Hypercar ahora luce inviable para ellos porque el Valkyrie es muy costoso para pensar en ofrecer tal producto a clientes, cuando por menos dinero se accede a la plataforma LMDh, que inclusive se antoja más económica que un programa GT oficial, y se puede aspirar a las victorias absolutas. La opinión de King puede hallar eco en Porsche y en Ferrari, los otros fabricantes involucrados en la clase GT del WEC que también estarían evaluando trasladarse a los LMDh, con BMW y Chevrolet mirando de reojo desde la IMSA.

En palabras de David King:

Creo claramente que si puedes competir mediante un programa LMDh por el mismo costo que un programa GTE y tener la oportunidad de ganar carreras en la clase principal, entonces obviamente habrá el movimiento hacia el LMDh.

Al enterarse de tales declaraciones, James Glickenhaus respondió a través de su página oficial de Facebook que siente pena por Aston Martin y sus clientes porque compraron Valkyries a precios escandalosos creyendo que ese coche participaría en las 24 Horas de Le Mans y ahora resulta que no van a ir. Para Glickenhaus, los ejecutivos de Aston Martn deberían renunciar y devolver parte del dinero a los compradores porque han obrado con mala intención.

Enfatizó en el hecho de que el WEC y el ACO se reunieron con los representantes de Aston Martin para diseñar el reglamento de la clase Hypercar según el Valkyrie y posteriormente el fabricante decide retirarse y ahora apunta al LMDh. A Glickenhaus esas acciones no les parece de gente honorable, inclusive dudó de que el programa Hypercar de Aston Martin fuera en serio porque parece que se valieron de la ocasión para generar publicidad y vender sus coches comerciales.

En palabras de James Glickenhaus:

Me disgusta todo esto. El ACO cambió gentilmente las reglas por Aston Martin y luego dicen Bye Bye. Ahora están culpando a la convergencia. Es Patético. Deberían mirarse al espejo si realmente buscan a quién culpar. Su comportamiento infantil nos ha retrasado y nos ha costado dinero. Algunas personas orinan sus pantalones a las puertas del infierno mientras que nosotros no vamos a retroceder.

Vía | Motorsportweek