Jesús Calleja dice adiós al Rally Dakar 2019 por un vuelco cuando soñaba con el Top 20

 |  @fernischumi  | 

Las dunas de Tanaka de nuevo se están encargando de realizar su propia criba antes de entrar en los últimos cuatro días de carrera. Entre los españoles esto nos está dejando ver a una espectacular Cristina Gutiérrez, la cual después de superar etapas con gran solvencia al volante de su Mitsubishi Eclipse Cross, tuvo que lamentar un problema con los radiadores (rompió ambos al caer en una zanja) durante la segunda parte de la etapa maratón que le hizo perder mucho tiempo y decir adiós a sus opciones de Top25. En el caso de Dani Solà, una penalización de cuatro horas le retrasaba en un debut en el Dakar increíble para el Campeón Junior del WRC en 2002 y Campeón de España de Rallyes.

Esta sexta etapa no comenzaba bien aun así para los intereses españoles. Al igual que los hermanos Coronel, Óscar Fuertes y Diego Vallejo cubrían un pequeño tramo del recorrido costero que había preparado ASO antes de tener que detenerse para reparar un palier roto. Todavía en carrera, la pareja de SsangYong acumula más de cuatro horas perdidas en una edición que está siendo todo un quebradero de cabeza para ambos. Lamentablemente no han sido los únicos con problemas en la jornada de hoy.

Tras brillar en 2018 mientras le aguantó la mecánica de su proto, Jesús Calleja apuntó al Dakar 2019 con la intención de correr con un pata negra; toda una Toyota Hilux V8 4×4 T1 alquilada a Overdrive que conservaba la configuración antigua (antes de situar el motor en posición central y cambiar la geometría de las suspensiones), pero que le permitiría luchar por entrar dentro del Top 20 en una edición que se pronosticaba muy exigente. Después de prepararse a conciencia y con el copiloto bonaerense, Eduardo Blanco, a su derecha, Calleja había sorteado todas las trampas de esta primera semana de competición, dejándose algunos minutos al ‘comerse’ una duna durante la cuarta jornada, pero manteniéndose 25º al llegar al ecuador de la prueba.

Con fuerzas renovadas después de la etapa de descanso, el aventurero leonés afrontaba la etapa entre Arequipa y San Juan de Marcona sabiendo que en el recorrido se encontraría las Dunas de Tanaka, una de las carnicerías de la pasada edición que puso a prueba a participantes y mecánicas justo antes de que la carrera abandonase el país andino para adentrarse en Bolivia. Sin llegar a marcar tiempo en el WP1 de los 330 kilómetros cronometrados (partía desde Yauca), Calleja se clavaba con el morro al saltar una duna y el impacto, además de daños en la bomba de aceite, también obligó a Eduardo a ser evacuado posteriormente en helicóptero para ser sometido a pruebas para ver que todo estaba bien ante el intenso dolor que sentía en las cervicales.

Siento deciros que hoy el desierto nos ha ganado y estamos fuera de carrera.. una duna enrevesada se tragó el coche y no pudimos arreglarlo.. estamos bien, aunque por protocolo a mi copiloto le van hacer pruebas médicas.

Así quedó la Toyota Hilux V8 4×4 de Jesús Calleja:

Lee a continuación: Sébastien Loeb vence en las dunas de Tanaka un año después de su abandono y ya es segundo