Kalle Rovanperä protagoniza la última locura de Red Bull [Vídeo]

 |  @fernischumi  | 

No es la primera vez que vemos a dos deportistas de la factoría Red Bull unirse en alguna de las entretenidas producciones que nos regala la firma de las bebidas energéticas como autopromoción. Si el año pasado fueron Dani Sordo y Andreu Lacondeguy los que nos dejaron un bonito duelo entre cuatro y dos ruedas, ahora es el turno del otro gran diamante de la cantera del motor que tienen los austriacos junto a Jorge Prado, la estrella en ciernes del motocross español y mundial.

De esta forma vemos a Kalle Rovanperä una vez más pilotar sobre el hielo con su Skoda Fabia R5 (es la unidad del equipo de Toni Gardemeister que empleó en la primera prueba del WRC 2019), acompañado en este caso por el snowboarder Eero Ettala, el cual no duda en mostrarnos sus trucos sobre el hielo de un lago helado en Kuusamo, Laponia, mientras que el piloto del WRC2 Pro demuestra su genial control del volante. Todo ello en una atmosfera que debía mantener las medidas de seguridad necesarias ante el peligro obvio de que el vehículo terminara por golpear al deportista invernal.

Aunque en un rally normal seguramente Kalle hubiera optado por otro tipo de neumático, para las escenas se eligió el mismo producto que se empleó en el Rallye de Monte-Carlo, una rueda ancha destinada al asfalto y equipada con clavos que permitían tener el agarre necesario para mantener el control y a su vez tener algo más de libertad para hacer giros sobre la superficie congelada. Si alguien se quedó con las ganas de ver Skijöring tras el Ice GP 2019, esta es la oportunidad de ver una nueva variante con un coche de rallyes.

No queríamos tener demasiado agarre, lo que habría sido un problema en algunas escenas que filmamos. Conducir un coche de rallyes en una pista de hielo puede describirse como una especie de baile. Puedes conducir y hacer lo que quieras - Kalle Rovanperä

Lee a continuación: Helmut Marko entusiasmado por lo sucedido en Australia