La belleza del Ice GP en 150 fotografías: circuitos y rallyes se dan la mano sobre el hielo

 |  @fernischumi  | 

Fue la gran fiesta del Grupo VAG sobre hielo. Zell am See recibió este año a algunos de los representantes más destacados del conglomerado de fabricantes de automóviles en competición para celebrar una gran fiesta a temperaturas gélidas y con la mágica complicidad de la noche. Además de una gran influencia de los distintos proyectos de rallyes como el Porsche Cayman R-GT, Volkswagen Golf Grupo A, Audi Quattro S1 o los Skoda Fabia y Volkswagen Polo GTI R5, nos encontramos con el monoplaza de la Fórmula E de Audi Sport ABT Scaeffler y el Audi RS 5 del Deutsche Tourenwagen Masters, el cual recibió una considerable ración de clavos cortos en sus sobredimensionados neumáticos.

Obviamente en esta situación pudimos ver un portentoso espectáculo en forma de derrapadas interminables o el ya característico paseo o Skijöring a un esquiador (el freestyler Benedikt Mayr) que fue llevado a cabo por primera vez por el monoplaza de las series eléctricas de las que Audi salió campeón en 2018. Por si fueran poco la exhibición y la competición entre marcas (Jan Kopecký se llevó la victoria al volante del Fabia, mientras que Romain Dumas fue segundo con el Polo GTI R5), también hubo momentos para la emotividad, con Walter Röhrl sentándose de nuevo en el Audi Quattro S1.

¿Qué es el Ice GP de Zell am See? Aunque no lo parezca, esta cita invernal tiene mucha historia a sus espaldas, surgiendo en gran parte por la decisión de dejar de lado los caballos para la práctica del Skijörking, adoptando coches o motocicletas para tirar de los esquiadores sobre la nieve. El bisnieto de Ferdinand Porsche y uno de sus socios comerciales, Vinzenz Greger, fueron los encargados de dar a luz este regreso del Ice GP que se llevaba sin celebrar desde hace más de cuarenta años y que cuenta con unas instalaciones espectaculares en un hipódromo de aproximadamente 600 metros de largo situado en el aeródromo de Zell y que tiene hasta un espesor de hielo de 30 centimetros..

Lee a continuación: Mike Rockenfeller entusiasmado con las novedades del DTM