CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

2 MIN

La FIA advierte a los equipos sobre la legalidad de los sistemas de suspensión

Humberto Gutiérrez | 28 Feb 2017
L.Hamilton_pretemporada_M_2017_17
L.Hamilton_pretemporada_M_2017_17

Según información publicada en Autosport, la FIA advirtió por escrito a las escuderías para que eliminen los sistemas de suspensión que tengan incidencia directa en el rendimiento aerodinámico de los monoplazas. De esta forma, la directiva técnica ha sido comunicada a los equipos y ya para Melbourne serán evaluadas las suspensiones con el enfoque estipulado en los documentos, declarando ilegal aquellos sistemas que presenten alguna de cinco características determinadas por el órgano rector.

A finales del año pasado, desde Ferrari emitieron un comunicado para que la FIA aclare todo lo referente a las suspensiones antes de iniciar el campeonato ya que se sospechaba del uso de dispositivos inteligentes o de suspensiones hidráulicas basadas en conceptos un tanto alejados de los reglamentos. Indirectamente se señaló a las escuderías Mercedes y Red Bull porque supuestamente habían llevado sus sistemas utilizados en 2016 hasta un nivel superior que infringía la legalidad. La FIA espera que la aclaración permita realizar las modificaciones pertinentes para hacer que todos los sistemas sean compatibles con las reglas.

Para evaluar las suspensiones, las autoridades de la FIA analizarán cualquier sistema que modifique la forma en que el coche responde cuando acelera. También el acoplamiento directo entre la altura de marcha normal y durante el frenado o cambio de dirección. El control de altura a través de cualquier dispositivo de autonivelación. El sistema de suspensión no deberá tener elementos que incidan en otros sistemas del coche. El almacenamiento de energía no deberá utilizarse para otorgar asimetrías no incidentales en las respuestas o en las cargas que se aplican a las ruedas.

Si algún equipo no satisface el criterio técnico, el sistema de suspensión deberá aislarse del chasis. La FIA tendrá la potestad de exigir que el sistema sospechoso sea eliminado o desactivado. De persistir el uso del sistema, a pesar de las advertencias, el equipo será reportado ante los comisarios.

Vía | Autosport