CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

2 MIN

La Fórmula 1 castiga a Max Verstappen por tocar su coche y el de Hamilton en el Parque Cerrado

Iván Fernández | 13 Nov 2021
max-verstappen-f1-gp-brasil-2021-clasificacion
max-verstappen-f1-gp-brasil-2021-clasificacion

Estaba claro que la sanción de Max Verstappen difícilmente iba a ser deportiva. El neerlandés fue llamado por los comisarios durante la noche en Brasil, alegando que el piloto de Red Bull estaba siendo investigado por no respetar el artículo 2.5.1 que hace referencia que ningún piloto o miembro de equipo puede tocar los monoplazas cuando estos se encuentran ya en régimen de parque cerrado, un periodo que se extiende desde el inicio de la sesión de clasificación hasta prácticamente la vuelta de formación previa a la carrera.

Finalmente, la decisión sobre Verstappen no se ha hecho esperar demasiado, y una vez que los segundos entrenamientos libres han finalizado, los comisarios deportivos de este Gran Premio han confirmado la sanción económica de 50.000 euros por romper la normativa del Parc Fermé.

Este tipo de reglas no son exclusivas de la Fórmula 1, sino que ya desde el karting no se permite en ningún momento tocar las monturas propias o ajenas cuando se encuentran dentro de las áreas delimitadas del Parque Cerrado. Concretamente, el artículo referente del Código Internacional Deportivo de la FIA apunta que: "En el interior del Parque Cerrado sólo podrán entrar los oficiales asignados. No se permite ninguna operación, verificación, puesta a punto o reparación salvo autorización de los mismos oficiales o de la normativa aplicable".

Desde redes sociales muchos han mostrado imágenes de Sebastian Vettel en su momentos de “espionaje” durante los últimos años, especialmente cuando era piloto de la Scuderia Ferrari, en los que en más de una ocasión se le vio mover incluso los monoplazas de sus rivales con uno de sus pies, sin embargo, muchas (o la totalidad) de dichas imágenes se refieren a momentos posteriores a la carrera, precisamente cuando ya no existe el Parque Cerrado, y en las imágenes posteriores a clasificación, como las del GP de China 2017, Vettel no toca en ningún momento los coches y se dedica únicamente a observarlos.