CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

3 MIN

La IndyCar avanza con los preparativos para las 500 Millas de Indianápolis

Humberto Gutiérrez | 16 Mar 2020
santino_ferrucci_indycar_20_20
santino_ferrucci_indycar_20_20

Sin duda ha sido una semana muy complicada para Mark Miles, CEO de la IndyCar, ya que primero anunció que no estaba previsto posponer ninguna fecha del calendario, a pesar de la amenaza del COVID-19, para luego tener que ceder ante la presión ejercida por parte del gobierno de Estados Unidos y de las autoridades locales que prohibieron eventos masivos hasta finales del mes de abril. En tal sentido, Miles espera que para mayo la pandemia mundial esté controlada, de allí que la organización que dirige esté enfocada desde ahora en las dos fechas de Indianápolis, con especial énfasis en la Indy500, la carrera insigne de la IndyCar.

Todavía en San Petersburgo, Miles comunicó en medio de una conferencia telefónica que sus esfuerzos están en las 500 Millas de Indianápolis, dejando en un segundo plano la reubicación en el calendario de los grandes premios de San Petersburgo, Barber, Long Beach y el Circuito de las Américas. Lo más lógico es respetar el período de cuarentena sugerido por las autoridades, pero ello no va a impedir la comunicación entre todos los involucrados en organizar y participar en las carreras.

Una de las propuestas que se están analizando, en este caso Miles junto a los representantes de la cadena NBC, es que de llegar a suspenderse los Juegos Olímpicos pautados para el mes de agosto en Tokio, la IndyCar utilizaría esas cuatro semanas para recuperar las fechas que fueron pospuestas, tomando en cuenta que por razones de logística, la más compleja de escenificar es la de San Petersburgo porque se disputa en un circuito callejero.

Según Miles, una vez que inicie el campeonato y la dinámica de las carreras facilite la comunicación se podrá avanzar en todos los sentidos puesto que existe un compromiso para honrar a los inversionistas presentes en la IndyCar. Aunque retornar a la normalidad, lo que incluye realizar las 500 Millas de Indianápolis, dependerá de que las autoridades sanitarias estadounidenses confirmen que no existe riesgo de contagio de COVID-19, mientras tanto todos los que hacen vida en la IndyCar deberán seguir esperando que inicien las acciones.

En palabras de Mark Miles:

Estamos totalmente enfocados en mayo. Actualmente todavía estamos en Florida, ahora todos iremos a casa y haremos lo que tengamos que hacer para estar absolutamente listos y continuar con el calendario normalmente. Por supuesto que evaluaremos la situación todos los días y cada hora, haremos los cambios que tengamos que hacer.

Vía | IndyCar