CERRAR
MENÚ
Diariomotor Competición
Monoplazas

3 MIN

La lluvia arruina el primer test de 2019 en Indianápolis

indy-500-test-abril-2019

Las previsiones prometían buen tiempo y temperaturas agradables en el Indianapolis Motor Speedway con motivo del primer test del año en el escenario de las 500 Millas de Indianápolis dentro de un mes, pero la primavera resulta ser tan cambiante en todos los lugares del mundo y la lluvia hizo inoportuno acto de presencia este miércoles allí. Así pues la jornada dio de sí bastante menos de lo que todos (aficionados, pilotos, equipos...) hubiesen deseado.

Así, el programa de la jornada debió ser modificado más de una vez sobre la marcha, ampliando el horario en pista hasta las 20:00 locales (tradicionalmente se cierra a las 18:00) y desechando la sesión conjunta para garantizar igualdad de oportunidades para aquellos que corren a tiempo completo y los debutantes y veteranos con necesidad de completar programas específicos... aunque finalmente no fue tal, pues la lluvia acabó prematuramente con la sesión reservada a estos últimos.

Lógicamente el foco de atención estuvo puesto en el regreso a Indianápolis de Fernando Alonso y McLaren. Y no fue todo lo bien que hubiesen querido. Ya no porque el asturiano no pudiera completar el programa de refresco, pues siempre podrá hacerlo a partir del 14 de mayo, sino porque la primera impresión fue fatal: problemas de batería y software le dejaron tirado en pista en la primera vuelta. No hay que olvidar que aunque realizaron un test en Texas, en aquel se empleó el chasis de reserva ofrecido por Carlin mientras que el coche principal se ha montado en Woking. Al final Alonso completó 29 giros, con una mejor velocidad media de 218,690 mph. Y por sacar algo positivo, su registro sin rebufos fue muy similar, muestra de que aún queda mucho margen de mejora.

La toma de contacto para Oriol Servià fue mucho menos accidentada. Participando en la misma sesión que Alonso y siguiendo también el programa de refresco acabó con el tercer mejor registro de este grupo (222,755 mph), tras el novato Colton Herta (226,108) y Helio Castroneves (225,565 mph). De todos modos al igual que Alonso no pudo completar el programa de refresco (sólo Conor Daly lo consiguió). En todo caso lo más importante será haber dejado una sensación lo suficientemente grata en el seno de Sam Schmidt Peterson como para que la confirmación de su presencia en el mes de mayo no se demore demasiado...

El registro de referencia en este test preliminar se marcó durante la sesión para veteranos que compiten a tiempo completo y fue obra de Takuma Sato. El vencedor de la Indy 500 en 2017 rozó las 227 millas por hora de media (226,993 mph) y superó así a los monoplazas de Ed Carpenter y Spencer Pigot, siempre una amenaza en Indianápolis.

Foto | IndyCar Series