comscore
MENÚ
Diariomotor Competición
Monoplazas

7 MIN

La Super Fórmula abre su temporada 2020 con victoria de Ryo Hirakawa en Motegi

salidasuperformula2020motegi

El pasado fin de semana, la Super Fórmula volvió a la acción con su primera carrera en diez meses gracias a la cita inaugural de la temporada 2020 en el Twin Ring Motegi. Con una pequeña cantidad de espectadores en el trazado, un primer atisbo de normalidad parece asomar por el automovilismo japonés. En lo deportivo Ryo Hirakawa estuvo imperial y se llevó una enfática victoria partiendo desde la pole position, demostrando que tras años creciendo como piloto, finalmente parece listo para el asalto al título. Tras él, Kenta Yamashita dios sensaciones parecidas tanto por su ritmo como por su innato fuego a la hora de pelear. El último peldaño del podio fue para el brillante debutante Sacha Fenestraz, que pilotó de forma sólida y sin apenas errores en su primera participación en el campeonato. También debutó Tatiana Calderón con una respetable actuación que la vio terminar en duodécima posición y defendiéndose del bicampeón Naoki Yamamoto.

La situación con el Covid-19 ha forzado varios cambios en la temporada 2020, empezando con un calendario alterado que a pesar de todo tiene previsto mantener las siete rondas previstas en los seis trazados distintos. Así, tras visitar Motegi el campeonato irá a Okayama en septiembre, Sugo en octubre, Autopolis en noviembre y Suzuka y Fuji en diciembre. Otro cambio es el de disputarse carreras ligeramente más cortas con el objetivo de cancelar los repostajes. La decisión se tomó con el objetivo de permitir que los equipos viajaran a los circuitos con menos personal de lo habitual. Esta situación implica también que los compuestos de neumáticos más duros (llamados 'medios') no van a emplearse tampoco a lo largo de este año. Al ser las carreras más cortas, los neumáticos blandos son más que suficientes. Otro elemento a tener en cuenta es el del número máximo de resultados válidos para la general. Puesto que varios pilotos pueden encontrarse con problemas para entrar en Japón tras sus participaciones en el WEC y en Le Mans, se tomó la decisión de contar solo los 5 mejores resultados para cada piloto.

El otro gran cambio de la Super Fórmula para este año se encuentra en el sistema de puntuación. Dejando atrás el sistema que la Fórmula 1 usó hasta 2009, la Super Fórmula mira hacia el Super GT con una entrega de puntos más parecida. De esta forma, el ganador pasa a llevarse 20 puntos por 15 del segundo clasificado, 11 del tercero y 8 del cuarto. A partir de ahí, las seis posiciones restantes en puntos reciben entre 6 y 1 punto, incrementando el reparto para diez pilotos en lugar de ocho. Asumiendo que la victoria mantiene su valor como medida absoluta, este nuevo sistema da un menor valor para las posiciones de la segunda a la sexta. La séptima posición mantiene el mismo valor, incrementando lógicamente las restantes. Adicionalmente, la sesión clasificatoria da ahora 3 puntos al autor de la pole, 2 al segundo clasificado y 1 al tercero. Adicionalmente, se eliminaron los puntos 'extra' que solían darse en el JAF Grand Prix.

El primer reparto de puntos del fin de semana favoreció a un Ryo Hirakawa que arrancó el domingo (este año las sesiones clasificatorias se disputarán el mismo día de la carrera) con la primera pole position del año con tres décimas de ventaja sobre el debutante Sacha Fenestraz, que igualó a Àlex Palou en cuanto a mejor resultado en su primera clasificatoria. Tras el francoargentino, Kenta Yamashita y Toshiki Oyu compartieron la segunda fila con Kazuki Nakajima y Hiroaki Ishiura en la tercera. Seguían Yuhi Sekiguchi y Kamui Kobayashi, mientras Nirei Fukuzumi y Yuji Kunimoto cerraban el top 10. Rendimiento decepcionante de Nick Cassidy y Naoki Yamamoto, undécimo y décimo cuarto respectivamente. Mención especial para Ukyo Sasahara al ser décimo tercero a pesar de probar el coche por primera vez el viernes. El japonés compitió con el Team Mugen en lugar de Jüri Vips, que no pudo entrar en Japón. También estuvo como sustituto Teppei Natori en B-Max, que en esta ocasión puso un solo coche en pista al no poder entrar al país ninguno de sus dos pilotos habituales.

Sí pudieron volver a Japón los pilotos de casa que estuvieron en Spa-Francorchamps para la cita del WEC; Nakajima, Kobayashi y Yamashita, aunque con una dispensa especial. Se les dejaba competir aunque limitando su interacción hasta el punto de no tomar parte (si se diera el caso) en la ceremonia del podio, entrevistas, etc. Por su parte, Tatiana Calderón cumplió con la cuarentena al completo antes de debutar en la categoría nipona. Con todos los cambios en normativas, las alteraciones en la lista de inscritos y las altísimas temperaturas en un verano durísimo en Japón, la Super Fórmula estaba lista para un primer evento de la temporada con todos los ingredientes para dar alguna sorpresa. Sin embargo, la carrera dejó bastante que desear y aunque se vieron peleas y hubo algún que otro susto en forma de salida de pista, la sensación general fue la de una prueba muy estática y con pocos cambios de posición frente a lo que cabía esperar viendo las temporadas recientes.

En la salida, Hirakawa mantuvo la primera posición mientras por detrás el siempre audaz Yamashita superaba a Fenestraz e intentaba adelantar también al líder. Por detrás, Sho Tsuboi sufría una salida de pista y se convertía en el primer abandono aunque Teppei Natori no llegó ni a salir tras retirarse del fin de semana por el exceso de esfuerzo que le llevó a un desvanecimiento por deshidratación durante el sábado. Por su parte, Oyu se vió obligado a parar a boxes con problemas en su monoplaza, perdiendo cuatro vueltas en el proceso antes de volver a pista y terminar último entre quienes vieron la bandera de cuadros. La carrera entró entonces en una etapa tensa, con pequeños conatos de pelea pero sin cambios de posición hasta las paradas en boxes de los pilotos en la zona baja. Sasahara fue el primero en parar, seguido por Calderón. El objetivo, pasar a tener neumáticos nuevos que pudieran permitirles empujar y recuperar posiciones en caso de paradas ajenas al final o si salía algún coche de seguridad. Mientras tanto, tras 20 vueltas la carrera se animó un poco.

Primero, un toque entre Yamamoto y Kobayashi dejó al primero con un alerón dañado y al segundo con un pinchazo. Apenas unas curvas después, Fukuzumi lograba adelantar a Sekiguchi brevemente en dos ocasiones separadas, antes un contacto entre ambos que acabó con el piloto de Impul trompeando y fuera de carrera. Menos de una vuelta después, la carrera de Kunimoto llegó también a su fin con problemas técnicos en su monoplaza. Esta situación benefició especialmente a Cassidy, que en su primera carrera con el dorsal número 1 que le acredita como campeón de la temporada 2019, pasó de la décima a la sexta posición en apenas dos vueltas. El neozelandés tenía mejor ritmo en carrera pero la imposibilidad de adelantar en pista impidió que pudiera sacar mejor rendimiento de su monoplaza. Por delante, Ryo Hirakawa siguió dominando con mano de hierro hasta completar las 35 vueltas en primera posición y llevarse una celebrada victoria.

A su lado en el podio, Kenta Yamashita arrancó con energía pero sobre todo encabezando un asalto por parte del equipo Kondo Racing, que cuenta con una de las alineaciones más interesantes del campeonato. Sacha Fenestraz completó la alegría de esta escuadra con la tercera posición en un debut fantástico. Kazuki Nakajima fue cuarto, mientras Nirei Fukuzumi completó el top 5 con una sólida ventaja sobre Nick Casidy, sexto por delante de Tomoki Nojiri y Hiroaki Ishiura. Tadasuke Makino finalizó en novena posición, mientras la pelea por el último punto se decantó finalmente del lado de un Kazuya Oshima que le da el primer punto al equipo Rookie Racing que en realidad no deja de ser un tercer coche del Team Cerumo. Ukyo Sasahara fue undécimo y Tatiana Calderón duodécima, defendiéndose con agresividad de los asaltos de última hora de Naoki Yamamoto. En la clasificación general, Hirakawa cuenta con 23 puntos mientras Yamashita le sigue con 16 y Fenestraz con 13. La próxima carrera se disputará en Okayama el 27 de septiembre, con la expectativa de que puedan estar ya los pilotos extranjeros como Jüri Vips, Sérgio Sette Câmara y Charles Milesi.