Las cuentas de la lechera. ¿Qué necesitan Sébastien Ogier, Ott Tänak y Thierry Neuville para ser campeones?

 |  @fernischumi  | 

Las cuentas están claras. Apenas quedan 83,96 kilómetros y prácticamente todo está en manos de Sébastien Ogier. Si el francés no falla, Thierry Neuville y Ott Tänak apenas podrán hacer nada por evitar que el pentacampeón, junto a su copiloto, Julien Ingrassia, sumen un título más a su ya larga lista en el WRC. Lejos queda aquel RAC Rally de 2008 en el que la pareja francesa debutaba al volante de un World Rally Car gestionado por PH Sport después de una promesa del por aquel entonces responsable de Citroën Racing, Olivier Quesnel, su principal valedor.

La clasificación virtual del Mundial de Rallyes a falta de cinco tramos y la Power Stage nos deja con Sébastien Ogier en primera posición con 212 puntos, Ott Tänak segundo con 206 puntos y Thierry Neuville con 205 puntos. Sin cambios de posiciones en la general final del Rally de Australia 2018, incluida la que podría ser la quinta victoria del año de Tänak, Ogier no tendría ni tan siquiera que mirar al reparto de puntos extra de la última especial del año. El francés sería inalcanzable matemáticamente por sus rivales. Sin embargo, ¿Cuáles son los distintos escenarios que nos podremos encontrar la próxima madrugada?

Sébastien Ogier y Julien Ingrassia seis veces campeones:

La pareja francesa llegaba con 3 puntos de ventaja sobre Neuville y hasta 23 respecto a Tänak. La sexta posición actual en la general del Rally de Australia 2018 le vale mientras Thierry Neuville se mantenga octavo. Si el belga consigue ganar una posición entonces el principal objetivo para Sébastien y Julien será el de mantener detrás al belga de Hyundai, lo que le daría otros dos puntos de ventaja más y le permitiría ser hexacampeones sin necesidad de sumar puntos en la Power Stage gracias a que cuentan con un triunfo más este año. Respecto a Tänak, aunque el estonio consiga el triunfo y los cinco puntos de la Power Stage, a Ogier le bastaría con se sexto en la general y no sumar puntos extra.

Thierry Neuville y Nicolas Gilsoul son campeones:

Los belgas necesitan ganar posiciones en la general o que Ogier caiga en un puesto para llegar con ‘vida’ a la Power Stage. Con la octava plaza actual Thierry cuenta con 205 puntos, siete menos que los de M-Sport. De conseguir superar a Elfyn Evans y terminar séptimos la prueba oceánica, no sería suficiente con sumar cinco puntos en la PS y que Ogier se quedara a cero en este recuento final. El error y el pinchazo de Neuville el viernes le hacía perder su principal baza para esta prueba que se centraba en estar por delante de Sébastien durante las primeras etapas.

Ott Tänak y Martin Järveoja son campeones:

Líder del rally y con un ritmo que nos deja entrever que puede luchar también por el mejor tiempo en la Power Stage, en el mejor de los escenarios los hombres de Toyota GAZOO Racing conseguirán 30 puntos, lo que les permitiría alcanzar 211 puntos, uno menos que un Sébastien Ogier que virtualmente tiene en estos momentos 212 puntos con su sexta plaza de la general. El galo no necesitaría sumar ningún punto en la Power Stage. En su caso, al igual que en el de Neuville, necesita que Sébastien pierda posiciones.

Lee a continuación: El tractor que le puede costar a Hyundai Motorsport la gloria en el Mundial de Rallyes