Las órdenes de equipo empañan un doblete más de Porsche en Austin

 |  @eloy_eg  | 

Como en Nürburgring, como en México, Porsche dominó la cita del Mundial de Resistencia en el Circuito de las Américas de Austin. Y como han venido dejando claro desde que el Porsche #2 se hizo con el triunfo en las 24 Horas de Le Mans, la casa alemana no dudó a la hora de aplicar órdenes de equipo para 'arreglar' el orden del doblete de los 919 hybrid. Esta vez al #1 de Jani, Tandy y Lotterer le tocó renunciar al triunfo en los últimos diez minutos de carrera.

Aunque los Porsche 919 hybrid apabullaron en sesión de clasificación, dejando a los Toyota TS050 a segundo y medio, los prototipos japoneses lograron plantar cara en los compases iniciales de las 6 Horas de Austin gracias a una mejor gestión de los neumáticos. Pese a que la situación fue poco a poco reconduciéndose, este inesperado rendimiento de los Toyota permitió que disfrutáramos de algún enfrentamiento en pista entre los LMP1, lo cual desgraciadamente ha venido escaseando desde Le Mans.

Probablemente ello fue lo que permitió que el Porsche #1 desplegara su total potencial y forzó a que la marca alemana no pudiera aplicar órdenes de equipo hasta la última hora de carrera. Y aunque el coche #2 lideró con anterioridad, una buena parada del #1 hizo que no hubiera cambio de posiciones definitivo hasta poco antes de la bandera a cuadros. Sébastien Buemi, Stéphane Sarrazin y Kazuki Nakajima completaron el podio, cruzando meta veinte segundos más tarde.

Entre los LMP2 Signatech Alpine alcanzó su primer triunfo de la temporada de la mano de Nicolas Lapierre, Gustavo Menezes y André Negrao, que se impusieron con una vuelta de ventaja sobre los dos coches de Vaillante Rebellion. El cuarto puesto de DC Jackie Chan Racing hace que la ventaja de Tung, Jarvis y Laurent se reduzca en otros tres puntos frente a Canal y Senna.

En GTE-Pro James Calado y Alessandro Pier Guidi se convirtieron en los primeros pilotos en repetir triunfo al volante de su Ferrari 488, si bien su victoria estuvo a punto de escaparse por un pinchazo en los últimos minutos de carrera. Aún así cruzaron meta primeros y de todos modos podrían haber mantenido el liderato en los despachos pues el Porsche de de Michael Christensen y Kevin Estre que acabó segundo recibió un posterior drive through... que sin embargo no afectó a su posición final. Pese a acabar séptimos Andy Priaulx y Harry Tincknell aguantan en cabeza del Mundial, mientras que por equipos lidera AF Corse.

Por último entre los GTE-Am Aston Martin Racing se impuso de la mano de Pedro Lamy, Mathias Lauda y Paul dalla Lana, lo cual les vuelve a colocar al frente de la clasificación general. En una carrera con un abandono y problemas en el Porsche de los vencedores en México, Miguel Molina pudo subirse al tercer escalón del podio junto a sus compañeros Thomas Flöhr y Francesco Castellacci.

La próxima cita del Mundial de Resistencia tendrá lugar en octubre con motivo de las 6 Horas de Fuji.

Foto | Michelin

Lee a continuación: El ACO no cierra las puertas de Le Mans a los DPi... pero no será antes de 2021

  • M.A.

    Toyota se va a quedar sola en el WEC en el peor momento, tras sufrir continuas y repetidas derrotas a manos de Porsche.
    No estan lejos, 20 seg. tras 6 h. no es nada, pero la sensación es que, cuando ganen en 2018 será "porque no está Porsche".
    No va a dar buena imagen, ¿no os parece?

    • Slim Charles

      Lo mismo. El timming, la suerte y el buen oficio de Porsche va a hacer que se hayan llevado todo desde que entraron (WEC y LeMans) quitando el primer año sin tener siempre un dominio tan claro (quitando la segunda mitad de 2015 y carreras de este año); desde luego no en LeMans (el año que más ritmo tenían fue 2015 y estuvieron a raya con Audi). Que sí, que han sido los mejores, pero no por tanta diferencia por como sugieren las estadísticas (llámale suerte del campeón).

      Sobre el timming, no nos gusta que se salgan del WEC porque mata definitivamente los LMP1 híbridos, pero joder, es que es muy difícil desaprovechar una posibilidad comercial tan potente como "entramos 4 años y dominamos 3".

      Toyota, quitando 2015, siempre ha tenido coches MUY competitivos. Cual es el bagaje? Un mundial de resistencia en 2014... Tiene mucho sentido lo que dice Ivan en la otra entrada que las ganas de meter a Alonso ahora sean para esconder un poco que van a ganar (o no...) sin competencia.

      El WEC y Toyota: lo que pudo ser y no fue.

    • No, pero evidentemente no será culpa suya. Que más querrá Toyota que tener rivales.
      En cuanto a la carrera fea, muy fea la decisión de Porsche en cabeza.