CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

4 MIN

Lewis Hamilton se impone en un muy entretenido GP de China

Eloy Entrambasaguas | 9 Abr 2017
Hamilton China 2017
Hamilton China 2017

Como se esperaba durante toda la semana, la lluvia hizo acto de presencia en la jornada del domingo en el circuito de Shanghái. Pero no de forma torrencial ni mucho menos. Lo justo para que el inicio de la carrera tuviera lugar sobre piso mojado y poco más tarde todos montaran slicks. Ello nos brindó una carrera bastante divertida, con alternativas estratégicas y adelantamientos de mérito, aunque en todo momento Lewis Hamilton mantuvo el control de la misma.

Carlos Sainz y Toro Rosso sorprendieron al ser los únicos que optaron por tomar la salida con neumáticos lisos y los primeros metros para el madrileño fueron muy complicados, viéndose superado por toda la parrilla, saliéndose de pista y cometiendo un trompo. Pero pronto quedó claro que la apuesta valió la pena, pues desde la vuelta de preparrilla un reguero de coches fue pasando por boxes para montar slicks, a lo cual contribuyeron un periodo de Virtual Safety Car y otro de Safety Car: primero por un toque entre Sergio Pérez y Lance Stroll que dejó al debutante fuera de carrera y en la resalida por un fuerte accidente de Antonio Giovinazzi en plena recta de meta.

Pero rebobinando a la salida hay que explicar que Sebastian Vettel hizo todo lo posible por evitar pisar líneas blancas, llegando a modificar la posición habitual de arrancada, lo cual le valió una investigación sin penalización. Hamilton mantuvo el liderato y por detrás vimos a Ricciardo superar a Räikkönen y a Alonso y Verstappen protagonizar sendas salidas extraordinarias para meterse en el Top Ten. El neerlandés se metió ya de lleno en la lucha por los puestos de podio cuando optó por permanecer en pista bajo Virtual Safety Car, como hicieron los Mercedes, Ricciardo y Räikkönen, mientras que Vettel, Alonso y el resto decidieron cambiar a slicks. El posterior Safety Car ya permitió a todos montar lisos.

Pese a estas dos interrupciones, los incidentes no cesaron y por ejemplo Valtteri Bottas arruinó su carrera con un trompo bajo Safety Car, que le hundió en el pelotón. Otro tanto le ocurrió a Jolyon Palmer, a quien de nada le sirvió cambiar de neumáticos antes de la salida. En cambio Carlos Sainz Jr. se colocó sexto, justo por detrás de Hamilton, los Red Bull y los Mercedes. Y entonces asistimos el show de Max Verstappen, con adelantamientos espectaculares tanto a Kimi Räikkönen como a su compañero Daniel Ricciardo. Pero pronto las condiciones se estabilizaron y fue imposible dar caza a Lewis Hamilton.

A partir de ahí los Ferrari ganaron en competitividad a los Red Bull y aunque Kimi Räikkönen fue incapaz de superar a Daniel Ricciardo, quejándose de problemas de entrega de potencia, Sebastian Vettel arriesgó y adelantó a ambos con otras dos maniobras magistrales, lanzándose en persecución de Max Verstappen. Y el neerlandés, hasta ese momento perfecto, le terminó brindando en bandeja de plata el segundo puesto con un error que le empujó además a pasar por boxes. Aunque Ricciardo le presionó en los últimos compases de la carrera, el tercer puesto sí fue suyo, completando una enorme remontada.

No es ninguna exageración patriótica que los dos pilotos españoles fueron de lo más destacado del GP de China más allá de los tres equipos de cabeza. Carlos Sainz completó una carrera de ensueño al finalizar séptimo, pese a no poder aguantar por delante de Valtteri Bottas, y sólo puede recibir el pero de esos dos pequeños errores nada más arrancar la prueba con slicks. Mientras que Fernando Alonso lo dio todo hasta que la transmisión de su McLaren dijo basta, en un nuevo doble abandono de los de Woking. Al menos ambos nos ofrecieron un bonito duelo justo antes del abandono del asturiano. Completaron la zona de puntos un notable Kevin Magnussen y los Force India de Sergio Pérez, de más a menos, y Esteban Ocon, en un meritorio resultado dada su retrasada posición de salida.

Foto | Daimler