CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
WRC

4 MIN

Los equipos no vestirán a sus WRC con especificaciones "Safari" en caso de regresar a África

Iván Fernández | 11 Sept 2019
1986_safari-rally_ta64-celica-twincam-turbo_bjorn-waldegard
1986_safari-rally_ta64-celica-twincam-turbo_bjorn-waldegard

Nos acercamos al final de la temporada y a estas alturas los responsables de las distintas estructuras que compite en el Mundial de Rallyes ya han empezado a gestionar sus presupuestos de cara a la campaña de 2020, año en el que se añadirán nuevas pruebas al calendario y en las que el programa se debería volver incluso más global de lo que es en la actualidad. Después de retrasarse en varias ocasiones la presentación del borrador, los equipos siguen esperando a la publicación del mismo para conocer si finalmente se da la presencia de Japón y Safari, así como otros posibles cambios en forma de rotación entre Australia y Nueva Zelanda y la posible continuidad de Alemania.

A pesar de la incertidumbre generada por el mismo, las formaciones han realizado ya algunas internadas sobre el terreno en el que se desarrollarán las pruebas candidatas a entrar en el Campeonato intercontinental. En el caso de M-Sport Ford WRT, esta labor correspondió al coordinador del equipo, Krzystof Stolarczyk, el cual ya estuvo presente en el Rally Safari que se celebró a principios del pasado mes de julio, y le tocará hacer lo propio con Japón, prueba en la que esperaba encontrar carreteras de montaña muy estrecha y de escaso grip.

Una de las cuestiones precisamente fue la de la posibilidad de que los coches tuvieran que adoptar nuevas especificaciones especiales para el Rally Safari como ya se hacía en el pasado. Tanto Stolarczyk, como el propio Malcolm Wilson nos reconocieron que no habrá specs. distintas a las de un rally de tierra "convencional". Es por ello que no se espera que nos encontremos con la imagen icónica de los Snorkel, suspensiones reforzadas, las protecciones inferiores extra y las barras delanteras que protegían al radiador, faros y el parabrisas del posible impacto de fauna o vegetación, solución que por ejemplo también emplean en el Rally Transchaco paraguayo.

Tuvimos una persona reconociendo el evento y para ser honestos, no va a ser nada ni parecido a lo que era, afortunadamente… Que no se me entienda mal, siempre fue mi rally favorito porque era muy exigente, el evento más complicado de todo el campeonato. Por supuesto. Pero creemos que en la actualidad los eventos muy exigentes no deben llevarnos a crear coches especiales (para estas pruebas en particular) – Malcolm Wilson

Además de las palabras de Wilson, Stolarczyk las corroboró con su experiencia sobre el terreno, apuntando a que con los actuales World Rally Cars no debería haber problemas a la hora de superar estas secciones “en las que los R5 tampoco los tendrán”. Lo cierto es que con la limitación de 350 km cronometrados para las pruebas del Mundial de Rallyes y la utilización de tramos cortados al tráfico que eviten pasar por poblaciones, la sensación de regreso del Rally Safari será mucho menor a lo esperado. En cuanto a la zona de fesh-fesh que fue protagonista en la edición de este año, los organizadores tendrán una ruta alternativa para que no se vuelva a reproducir dicho caso… siempre que finalmente la prueba keniata figure en el calendario del WRC 2020.

El feedback con el que llegaron nuestros hombres es que era más como un rally convencional de tierra, por lo que no habrá el coste extra de llevar helicópteros para advertir de la presencia de otros vehículos civiles. Por supuesto estoy encantado con la idea de regresar al Safari, de regresar a Kenia, sin embargo, por una parte, no será lo mismo que fue, pero por otra estoy contento porque de serlo hubiera disparado los costes seriamente – Malcolm Wilson

Fotos | Toyota GAZOO Racing y M-Sport Ford WRT