Los fabricantes están de acuerdo, el WRC debe adoptar la tecnología híbrida en 2022

 |  @fernischumi  | 

Han pasado solo unos días de que Linda Jackson hiciera públicos los planes de Citroën en el futuro del Mundial de Rallyes. La responsable de la firma de los dos chevrones confirmaba en el Salón de Ginebra que, para asegurarse la continuidad dentro de la categoría, el reglamento técnico debe avanzar irremediablemente hacia la tecnología híbrida, unos sistemas que sirvan también como reflejo de la actual situación del coche de calle y no solo una silueta para mostrar la imagen de los distintos modelos que se comercializan en cada gama.

El órdago estaba claro, sin embargo, Jackson sabía perfectamente que cartas tenía Citroën en la mano y cuáles eran las del resto de fabricantes que se sentaron a la mesa de dichas discusiones acerca del futuro reglamento. Hay acuerdo por parte de los constructores hacia dónde se tiene que dirigir el WRC y ya hemos visto que desde la FIA, Jean Todt, ha sudo uno de los principales precursores sobre la entrada de los trenes motrices híbridos en el campeonato.

Esta es la posición que hemos presentado a la FIA, es nuestra posición. Necesitamos la nueva normativa para el año 2022, para ser más claro con esto, necesitamos algo de tecnología híbrida especialmente para el mercado europeo, el cual es muy importante para nosotros (Citroën), para promocionar esta nueva tecnología que obliga la nueva reglamentación en Europa (de emisiones contaminantes). Es importante para nuestro departamento de marketing y probablemente, si el WRC no puede ser un buen soporte para estos nuevos sistemas en 2022, Citroën buscará otras alternativas. Creo que hay positivismo en torno a esta decisión. En las conversaciones con el resto de fabricantes todos tenemos la misma posición, quiero decir que todo el mundo tiene el mismo problema para promocionar esta tecnología, para hablar de ella, hacerla pública, acostumbrarnos a ella. Todos juntos, con la FIA debemos empujar para conseguirlo, para alcanzar esta referencia – Pierre Budar

Lo que muchos se preguntan ahora es cómo se puede integrar precisamente esta tecnología en los World Rally Cars sin afectar a la propia identidad del deporte. Especialmente son clave las declaraciones realizadas por Pierre Budar, responsable de Citroën Racing, durante este fin de semana en México. El francés ha destacado que desde su punto de vista sería obligatorio y prioridad el conseguir que los vehículos tengan la opción de desplazarse en modo eléctrico puro durante unos kilómetros para mostrar dicho sistema y que la parte eléctrica se combine con el motor de combustión en los tramos para conseguir coches con rendimientos muy altos.

Queda obviamente mucho flecos por resolver, comenzando por los términos de seguridad y la protección de unas baterías que tendrán que soportar unas condiciones mucho más exigentes y duras que las que se dan en un circuito. Temperatura, polvo, golpes con elementos rígidos que pueden dañar el chasis y la jaula de seguridad, lluvia o condiciones extremas de calor. Son muchos los elementos a tener en cuenta en una prueba del Mundial de Rallyes y en vehículos con prestaciones que superan los 380 CV de potencia, por lo que no se puede legislar a base de ensayo y error. También tendrá mucha importancia evaluar los posibles costes de la nueva reglamentación, el desarrollo de los sistemas o su estandarización y la necesidad de dar a los fabricantes suficiente margen para la creación de sus propios trenes motrices para no caer en el error de perder esa competitividad técnica entre las marcas y la repercusión positiva que puede tener en los vehículos de calle.

PHEV o HEV, son términos que llegarán al WRC en su próxima generación y que obligarán a los aficionados a afrontar un nuevo periodo de adaptación. Quizás la forma más equilibrada de no dar la espalda a la evolución del transporte terrestre sin perder el ADN de una categoría tan apasionante. ¿Qué otras ventajas tendrían? En una época en la que se está dando mucha visibilidad a los eléctricos, son pocos los campeonatos que han apostado por los sistema híbridos. Mientras que el WEC podría retirar la obligación de que los futuros Hypercars sean híbridos, el Mundial de Rallyes podría beneficiarse de acoger a todos esos fabricantes que quieran promocionar sus productos de gama media equipados por estos sistemas… y no son pocos.

Tenemos hablar todavía de cuál puede ser la mejor solución para los World Rally Cars. Creo que deberíamos ser capaces de hacer funcionar el coche en modo completamente eléctrico. Ese es el objetivo prioritario. Debemos de ser capaces de hacerlo cuando estamos por ejemplo en el Parque de Asistencia o cuando vamos hacia alguna ciudad… En algunos países tenemos normativas para los coches muy ruidosos, lo que es un problema en algunas ocasiones. Nos serviría para dar muy buena imagen y conseguir vehículos muy potentes y competitivos en los tramos, mientras que lo combinamos con coches silencioso y ceros emisiones en la carretera. Ese es el objetivo principal – Pierre Budar

Lee a continuación: Un punto para el autor de la vuelta más rápida en cada Gran Premio de Fórmula 1

  • Herculino

    A mi lo que más me preocupa de todo esto es la situación en la que se puede encontrar M-Sport si no le apoya más Ford. Esta claro que “hibridar” la categoría va a conllevar un aumento de costes, tanto en el desarrollo de la tecnología como luego el mantenimiento de los coches. Si ahora, a duras penas esta en el WRC, en el futuro si no le apoya más Ford lo tienen jodido.

    • M-Sport, en boca de su responsable, Richard Millener ha sido uno de los primeros en insistir en la idea de electrificar. Imagino que Ford puede llegar a apoyar de alguna forma esta transición.