CERRAR
MENÚ
Diariomotor Competición
Fórmula 1

4 MIN

Mercedes-AMG y BMW M se enfrentan por tener el Coche de Seguridad más rápido del Mundo

f1_2018_mercedes_amg_gt_r_safety_car

BMW y Mercedes se han decidido a llevar su duelo de nuevo a los circuitos. No, no estamos hablando de la posibilidad de que la firma de la estrella permanezca en el DTM o que ambas adelanten su llegada a la Fórmula E. Dos de los principales fabricantes germanos se han convertido a su vez en los coches de seguridad por derecho propio de dos de las grandes competiciones de motor a nivel Mundial.

Con el inicio tanto del Mundial de Motociclismo como de la Fórmula 1, Mercedes-AMG y BMW M han decidido renovar su parque móvil dejándonos dos verdaderas joyas sobre cuatro ruedas que se encargarán de proteger la integridad de los deportistas durante 2018. En el caso de la firma de la estrella, estamos ante el Safety Car de la Fórmula 1 más potente de la historia de la competición. Con un motor V8 biturbo de 4.0 litros que eroga 585 CV, es capaz de alcanzar los 318 km/h y hacer el 0 a 100 km/h en apenas 3,6 segundos. No podrán batir a un monoplaza del Gran Circo, pero su puesta a punto forjada en las curvas del Infierno Verde, así como algunas características heredadas de la versión GT3 hacen que este Mercedes-AMG GT R sea un auténtico misil con aerodinámica activa en manos de Bernd Mayländer.

Aunque se le ha restado protagonismo en las resalidas, el Safety Car volverá a ser clave para los pilotos del Mundial de Fórmula 1. Recordemos que de no mantener un ritmo lo suficientemente alto, la refrigeración no será la óptima, por lo que los motores pueden alcanzar temperaturas demasiado altas cuando se vuelvan a detener en parrilla para ver de nuevo apagarse el semáforo. Además, recordemos que el rango de uso de los frenos es muy pequeño en el caso de elementos como los frenos, los cuales a bajas temperaturas pueden incluso cristalizarse y perder toda su eficacia, mientras que pilotos como Romain Grosjean también han dejado entrever su preocupación en lo que respecta a los neumáticos y la dificultad que puede suponer el salir con neumático frío en este relanzamiento.

44
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Recordemos que la relación entre la firma de Affalterbach y la Fórmula 1 no es precisamente nueva. Desde 1996, Mercedes-AMG ha estado suministrando sus coches para que realicen estas labores de coche de seguridad, pudiendo ver durante años a modelos como el SLS AMG, el CLK 55 o el AMG GT S convertirse durante más de dos décadas en los auténticos ángeles de la guarda de los pilotos del Gran Circo.

BMW destina 600 CV para proteger la bendita locura de MotoGP:

Prácticamente igual de longeva es la relación que mantienen BMW con Dorna Sports y el Mundial de Motociclismo, extendiéndose desde su llegada en 1999 hasta la actualidad. Los bávaros han encontrado en MotoGP el foco perfecto para mostrarla deportividad de sus coches sin verse ensombrecidos por otro coche en pista, algo que además han complementado con el regalo de un coche de calle para aquel piloto que realice más Pole Position, algo que ha recaído durante los últimos años en la figura de Marc Márquez.

Al frente de la caravana de seguridad compuesta por siete vehículos del fabricante alemán nos encontramos precisamente al nuevo BMW M5 MotoGP Safety Car, el cual afortunadamente debutó el pasado fin de semana en Doha sin demasiado trabajo en pista. De nuevo hablamos de un motor V8 TwinPower Turbo de 4.4 litros, en este caso capaz de entregar hasta 600 CV de potencia y un brutal par máximo de 750 Nm que es aprovechado gracias al sistema de tracción total M xDrive. Junto a él también veremos velar por la seguridad a un vehículo M3 que también realizará las labores de Coche de Seguridad, un M4 Coupé con inyección de agua para el Responsable de Seguridad y el Director de Carrera, un M2 y un M6 Grand Coupé Safety Car y finalmente un X5 M que entrará a pista como coche médico de rápida intervención en el caso de una caída grave. Y vosotros, ¿con cuál os quedaríais para una tanda en circuito?