ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

5 MIN

Meyer Shank Racing ganó Petit Le Mans y cerró a lo grande la era DPi

Petit Le Mans, última fecha del Campeonato IMSA Weathertech Sportscar, llegaba con pocas expectativas en cuanto a la clase DPi puesto que el título iba a quedar en manos de Acura, ya sea en el 10 de Wayne Teylor Racing o en el 60 de Meyer Shank Racing. Pero la definición no alcanzó su clímax en pista puesto que Filipe Albuquerque, a unos quince minutos para culminar la carrera, cometió un error en medio del tráfico y chocó con el Mercedes-AMG GT3 de Winward Racing y dañó la suspensión trasera izquierda de su prototipo acabando con las ilusiones de WTR de hacerse con la victoria y el título. Tras ese percance, el camino se despejó pata Tom Blomqvist, quien finalizó el trabajo realizado por sus compañeros Oliver Jarvis y Helio Castroneves.

También hay que decir que una bandera amarilla, a unos 45 minutos para el final, provocada por una colisión entre los dos Cadillacs de Chip Ganassi Racing precipitó los resultados, ambos DPi marchaban tercero y cuarto, con Renger van der Zande por delante de Earl Bamber, ambos chocaron cuando Bamber no pudo rebasar a un rezagado con rapidez y van der Zande intentó evitar el contacto. Ambos prototipos salieron de pista rumbo a la grava y de allí a boxes donde perdieron todas sus opciones de ganar ya que las proyecciones le otorgaban grandes posibilidades por el ritmo y la gestión de neumáticos y combustible. Esta situación fue aprovechada por Pipo Derani para ubicar al Cadillac de Action Express Racing en segunda posición a pesar de rodar una vuelta por detrás antes de la neutralización. El brasileño estuvo acompañado por Olivier Pla y Mike Conway.

Para destacar que Oliver Jarvis, miembro de la tripulación ganadora, alcanzó su segundo triunfo consecutivo en Petit Le Mans, el año pasado acompañó a Jonathan Bomarito y a Harry Tincknell, en lo que fue la última carrera del Mazda RT24-P, y ahora culmina la era DPi con otra victoria en Petit Le Mans. Tercero en la clase DPi llegó el Cadillac 48 de Action Express cuya cabina fue compartida por Mike Rockenfeller, Kamui Kobayashi y Jimmie Johnson, así que en cierta forma Action Express logró un doble podio de forma casi anecdótica puesto que por ninguna parte parecían rivales de peso para estar tan arriba.

En lo que respecta a la clase LMP2, el coche número 8 de Tower Motorsport, tripulado por John Farano, Louis Deletraz y Rui Pinto de Andrade logró imponerse y además sumó los puntos necesarios para que Farano reclame el título. Sus principales adversarios para el campeonato, Dwight Merriman y Ryan Dalziel de Era Motorsports no culminaron la carrera tras el coche sufrir la rotura de la suspensión. Segundo llegó el LMP2 de DragonSpeed con Henrik Hedman, Juan Pablo Montoya y Sebastián Montoya, en tanto el tercer lugar correspondió a Steven Thomas, Josh Pierson y Tristan Nunez, pilotos del coche número 11 del equipo PR1 Mathiasen Motorsports.

La clase LMP3 se resolvió a favor del Ligier número 36 de Andretti Autosport, con los pilotos Jarett Andretti, Gabby Chaves y Josh Burdon. Pero en cuanto al título, el mismo fue a parar a manos de CORE Autosport con Jon Bennett y Colin Braun como regulares más la adición de George Kurtz. Volviendo a Petit Le Mans, el podio de la clase LMP3 lo completó Ari Balogh, Garrett Grist y Nolan Siegel, miembros del equipo Jr III Racing, mientras Sean Creech Motorsport con Joao Barbosa, Malthe Jakobsen y Nico Pino finalizó tercero.

La clase GTD Pro presentó la particularidad que quienes cruzaron la meta en primer lugar, el Ferrari 488 GT3 Evo 202o de Daniel Serra, James Calado y Davide Rigon, fue descalificado tras advertir las autoridades que Serra permaneció en el coche más tiempo del reglamentario, unos once minutos, así que la victoria correspondió al Lexus número 14 de Vasser Sullivan, compartido por Jack Hawksworth, Ben Barnicoat y Kyle Kirkwood. En cuanto al título, matemáticamente, antes de la carrera, estaba decidido a favor del Porsche 911 GT3 R No. 9 de Pfaff Motorsports, pero de igual manera el equipo se comportó de forma profesional y realizó un gran esfuerzo llegando en tercera posición tras el BMW M4 GT3 de RLL tripulado por Connor De Phillippi, John Edwards y Jesse Krohn.

En cuanto a la clase GTD, Gradient Racing se llevó los máximos honores con el Acura NSX GT3 Evo22, primera victoria para el coche en una fecha de categoría mundial, finalizando inclusive por delante de todos los GTD Pro. Mario Farnbacher llevó al coche japonés a la victoria por delante del McLaren 720S GT3 de Inception Racing con Jordan Pepper al volante, el tercer lugar correspondió al BMW M4 GT3 del equipo Turner Motorsport tripulado en el último turno por Robby Foley. En esta clase, el título correspondió a Roman De Angelis, piloto del Aston Martin Vantage AMR GT3 del equipo The Heart of Racing, quien aseguró el cetro al finalizar séptimo en esta ocasión.

Vía | IMSA

Dame tu opinión sobre este artículo

Ni fu, ni fa
Me ha gustado
¡Muy bueno!

Humberto Gutiérrez

Cargando...