ESPACIOS
Cerrar CERRAR

Nissan y GTNET Motor Sports repiten victoria en las 24 horas de Fuji

Tres victorias en cuatro años para GTNET y Nissan en las 24 horas de Fuji. Sin duda, la cita predilecta del que fuera dominador de la Super Taikyu que se ha quedado con una posición casi perenne de gran favorito para la cita estrella de la temporada. El naranja Nissan GT-R GT3 con el número 81 estuvo intratable y tras una carrera sin problemas, al contrario que todos sus rivales, se llevó una victoria impecable. Ni siquiera hizo falta empujar desde el principio para que el equipo que cuenta con Nobuyuki Oyagi (fundador del histórico Team Daishin que decora el coche de GTNET), Takayuki Aoki, Kiyoto Fujinami y Natsu Sakaguchi. como pilotos tuvieran una navegación tranquila hacia el triunfo. El único problema estuvo con un breve periodo en boxes en la última hora pero ello no impidió que revalidaran las victorias de 2018 y 2019. La carrera estuvo marcada también por la participación del Toyota Corolla con un motor propulsado por hidrógeno, que pudo completar las 24 horas con pocos problemas mecánicos.

En una carrera de 24 horas, siempre hay espacio para que pasen cosas… y muchas cosas pasaron, sobre todo en una clase ST-X que a pesar de ser la principal no tuvo tantos coches con opciones de ganar como cabía esperar. La segunda posición en ST-X (que no en la general) fue de hecho para el Aston Martin AMR Vantage GT3 número 777 que después de un accidente tras poco más de 2 horas de carrera, logró remontar gracias al trabajo de unos mecánicos que completaron las reparaciones en menos de una hora y media. Satoshi Hoshino, Tomonobu Fujii y Tsubasa Kondo fueron ‘solo’ quintos en la general, mientras el tercer coche en ST-X era el McLaren 720S GT3 nnúmero 290 de Floral Racing con Tadao Uematsu, Keita Sawa, Shintaro Kawabata, Yuji Ide y Yuki Kawahara. Suyo fue el liderato durante buena parte de la primera mitad de carrera. Dos sanciones y un problema en el sistema eléctrico fastidiaron sus opciones de ganar. Con tantos problemas para sus rivales en ST-X, el total de 763 vueltas completadas (a 48 vueltas del récord de 2019) supuso también un nuevo récord en ventaja sobre el segundo clasificado con 35 giros más que el coche más cercano.

Otros problemas en la clase ST-X incluyeron la extraña situación de ver una rueda del Honda NSX GT3 número de 999 de CarGuy soltándose en medio de la pista, antes de acabar sufriendo también problemas de frenos. El Audi R8 LMS GT3 número 33 del Team Hitotsuyama tampoco estuvo muy fino, con problemas en el embrague que le dejaron muy atrás. El Nissan número 9 de MP Racing tuvo un fuerte accidente que le dejó sin opciones. Finalmente, el Lexus RC F GT3 número 31 de apr tuvo que retirarse tras la rotura de su motor. En cuanto a los ganadores, muchos detalles que contar. El Nissan número 81 luce los colores del Team Daishin, con un Nobuyuki Oyagi que tras retirarse de la competición en 2002, volvió para ganar unas 24 horas de Fuji al lado de Takayuki Aoki, con quien ya ganó las 24 horas de Tokachi en 2001, año en el que también se proclamaron campeones del JGTC en la categoría GT300. Reunión muy especial con un final de ensueño. Detalle de calidad también para Kiyoto Fujinami, tres veces ganador de esta prueba ya que estuvo en las alineaciones vencedoras de GTNET en 2018 y 2019.

Fuera de la clase principal, esta vez hubo un protagonismo muy importante en otras categorías. Destacó el KTM X-Bow GTX número 2 de K’s Frontier de la clase ST-1 que con 728 vueltas, logró la segunda posición en la clasificación general, además de imponerse en su clase, claro. Taiyou Iida, Hiroki Katoh, Takashi Kobayashi, Hiroki Yoshimoto y Kazuho Takahashi celebraron el hito de ver la bandera de cuadros por primera vez en este coche del a mejor forma posible. En ST-Z, el Mercedes AMG GT4 número 3 de Endless Sports completó el curioso hito al ser tercero en la general con Yudai Uchida, Hideki Yamauchi, Togo Suganami y Ryo Ogawa.

En las restantes categorías hubo variedad de ganadores, siendo el mejor equipo de producción el Lexus RC 350 número 62 de HELM Motor Sports con los hermanos Yuya y Reiji Hiraki, Tomoki Takahashi y Ryunosuke Matsuzawa, ganadores en ST-3 y undécimos en la general. Se trata de una gran victoria de un equipo fundado hace poco más de un año.  En ST-2, el Shinryo Racing Team ganó con su ya mítico Mitsubishi Lancer Evo X número 7 con Yoshiki Fujii, Masato Narisawa, Keisuke Anzai, Shingo Imai, Akiyoshi Shibuya y Hirofumi Okumura. En ST-4, historia para el recuerdo con la victoria de Asano Racing Service, su primera desde la cita de Motegi en abril de 2012.

El Toyota 86 número 18 con los colores de WedsSport pilotado por Takeo Asano, Daiki Fujiwara, Toshikazu Shiba, Kota Matsui, Ryo Fukatsu y Yuuya Nakajima ganó con una vigésimo segunda posición en la general. Remarcable, teniendo en cuenta los 69 años de un Asano que debutó a finales de los años 70. El Honda Civic Type-R TCR número 97 de Honda Cars Okegawa pilotado por Mitsuhiro Endo, Shinji Nakano, Syun Koide, Ryunosuke Sawa y Kenta Harada se llevó la victoria en la clase ST-TCR en su primera carrera bajo el liderazgo de Mooncraft Engineering, siendo vigésimo cuartos en la general. Por último, la victoria en ST-5 acabó en manos del Mazda Roadster (MX-5) número 456 de Avantech Racing Team con Riku Hashimoto, Kousei Kanto, Tatsuya Osaki, Koji Obara, Takafumi Katsuki y Ryosuke Kagami.

Pero sin duda, la gran historia de la carrera estuvo fuera de clase, con la participación del Toyota Corolla Sport «H2 Concept» con un motor propulsado por hidrógeno. La formación con el coche número 32 de ROOKIE Racing contaba con una combinación de pilotos importante con Takuto Iguchi, Masahiro Sasaki, Tatamitsu Matsui, Hiroaki Ishiura, Kamui Kobayashi y el propio Akio Toyoda, bajo su alias competitivo de «Morizo». El coche completó 358 vueltas, cumpliendo con el objetivo de 10 vueltas por cada set de depósitos de hidrógeno. El ritmo, entre los coches de ST-4 y ST-5, fue también el esperado. Sí hubo problemas para este equipo, parado 4 horas en boxes por un fallo del sistema electrónico. Pero en cualquier caso, el coche vio la bandera ajedrezada sin problemas y con Morizo al volante. En cuanto a la Super Taikyu, la próxima cita se disputará los días 31 de julio y 1 de agosto en Autopolis, arrancando con la segunda mitad de certamen.

Foto de Àlex Garcia

Àlex Garcia

Cargando...