Nuevo reto para Stefano Comini dentro de las TCR International Series

 |  @fernischumi  | 

El vigente campeón de las TCR International Series tiene nueva montura. Después de que Leopard Racing decidiera no contar esta temporada con Stefano Comini, el bicampeón de las series organizadas por Marcello Lotti ha encontrado un nuevo destino para defender su corona esta temporada. El piloto suizo estará al volante de un Audi RS 3 LMS del equipo Comtoyou Racing, sin duda los grandes beneficiados de la decisión de Comini y de Leopard de separar sus caminos.

A pesar de que Comini reconocía haber tenido numerosas ofertas sobre la mesa, ha sido la contratación por parte del equipo Comtoyou de François Verbist, uno de sus técnicos en la temporada que disputó el bicampeón del TCR con el SEAT de Target Competition, lo que le terminaba de convencer de fichar por un equipo que cuenta con una amplia experiencia dentro de la Volkswagen Fun Cup, pero al que no se le conoce una gran trayectoria internacional.

Al acuerdo se llegaba en apenas una semana, en gran parte atraído por la opción de contar con la última perla carreras-cliente salida de Audi Sport, el RS 3 LMS, y la posibilidad de conseguir el que sería su tercer título de Campeón con su tercera marca distinta, curiosamente todas ellas bajo el paraguas del Grupo Volkswagen. Se espera que el equipo haga un esfuerzo y haya una segunda unidad del Audi para otro piloto más avanzada la temporada, posiblemente para la cita en Spa-Francorchamps, prueba de casa para la formación originaria de Waterloo.

He recibido un buen número de ofertas, incluido la de Comtoyou Racing… Jean-Michel Baer, el jefe de la estructura, ha contratado a François Verbist, al cual conozco muy bien desde que trabajamos juntos en 2016. Le tengo una alta estima y esto me terminó de convencer de que estar era la mejor opción. Este proyecto ha sido lanzado en el último minuto, e iremos a Georgia con muy poca preparación. Nuestra meta será la de conseguir el máximo números de puntos posibles.

Lee a continuación: Justin Allgaier usa el desierto para acabar con su sequía