Parálisis permanente. Crónica del GP de España 2019

 |  @eloy_eg  | 

Cinco de cinco. A estas alturas sería absurdo negar la superioridad de Mercedes. En un circuito que ofrece tan pocos vaivenes en carrera como el Circuit de Barcelona-Catalunya la salida iba a ser crucial y el retorno de los clásicos (y en teoría olvidados) problemas de embrague en los coches alemanes costó a Valtteri Bottas el triunfo. Lewis Hamilton se emparejó en los primeros metros y ello le valió para situarse al frente de principio a fin.

Sebastian Vettel intentó aprovecharse de la situación colocándose en paralelo con los Mercedes y afrontando la primera curva por el exterior, con la esperanza de sobrevivir en el interior de la segunda curva y encontrarse en el liderato. Pero la maniobra no sólo no resultó sino que además abrió la puerta a Max Verstappen y quemó con un plano sus neumáticos, ralentizando su ritmo en el primer relevo.

La acción del alemán sólo es criticable para quien gusta de ensañarse con el cuatro veces campeón del mundo o con Ferrari. Si algo quedó claro este fin de semana en Montmeló es que la Scuderia no sólo no tenía ritmo para batir a Mercedes sino que incluso Verstappen estaba por encima. Vettel se la jugó en la que podía ser su única ocasión de cambiar el curso de la película y simplemente no salió. A partir de ahí Ferrari encadenó decisiones poco acertadas buscando a la desesperada un escenario que siempre llevaba a sus pilotos a acabar cuarto y quinto.

Así,vimos al muro italiano tardar de más en dar paso a Charles Leclerc, quien de todos modos tampoco demostró un ritmo como para aspirar al podio. Posteriormente dividió estrategias entre sus pilotos con la esperanza de que haciendo la pinza a Red Bull uno de los dos lograra pillar a Verstappen. Por ello Leclerc y Vettel volvieron a encontrarse en pista y de nuevo Ferrari tardó demasiado en reaccionar. Y el Safety Car, que debía ser una oportunidad, no valió de gran cosa ante los dolores de cabeza de Ferrari poniendo en temperatura sus gomas. El SF90 no está para luchar por el Mundial ahora mismo y posiblemente el cuarto puesto de Vettel y el quinto de Leclerc (que entró de nuevo bajo Safety Car) fueran la medida real de su rendimiento actual, pero tampoco vemos al equipo explotar al máximo su potencial.

Con Ferrari grogui y Red Bull sostenida tan sólo por Max Verstappen, el paseo de Mercedes fue posiblemente la mayor demostración de superioridad en lo que llevamos de temporada. Sólo el accidente de Lando Norris (culpable por no ceder a tiempo en una maniobra con pocos visos de éxito) y Lance Stroll, con su consiguiente Safety Car, maquilló unos resultados que apuntaban a ser de otra época. Y ello se plasma en la clasificación general: Lewis Hamilton, tan sólo siete puntos por encima de Valtteri Bottas, endosa 46 a Verstappen, 48 a Vettel y 55 a Leclerc. Game over.

Del séptimo puesto para atrás se ven alternativas gracias al rendimiento variable de los protagonistas del pelotón. Aquí Haas y Toro Rosso parecieron tener un punto más, pero entre el Safety Car y las luchas intestinas de los pilotos del equipo americano terminó brillando Carlos Sainz. Un encontronazo entre Kevin Magnussen y Romain Grosjean, que terminó desesperado y con su monoplaza maltrecho ante la ridícula resistencia de su propio compañero, así como el mal trabajo de Toro Rosso en boxes, permitió a Sainz rascar un octavo puesto tras Magnussen. No es un resultado histórico pero sí el tipo de prestación que necesita McLaren para alzarse con el cuarto puesto a final de temporada.

Sin duda quien más perjudicada sale de Montmeló es Renault. La escudería francesa sale de allí con su tercer cero en cinco carreras y situada en el octavo puesto de la general. Que Alfa Romeo una vez Kimi Räikkönen protagonizó una salida de pista al inicio de la carrera, Racing Point o Williams tengan este tipo de prestaciones entra dentro de lo razonable. Pero de un equipo de fábrica con Hülkenberg (13º, tras salir desde el pitlane) y Ricciardo (12º) se espera mucho más. Y lo más grave es que parece afectarles la parálisis que sufre la Régie desde que Carlos Ghosn ingresara en prisión. ¿Habrá reacción?

La Fórmula 1 se encamina ahora hacia su escenario más célebre y glamuroso, Mónaco, pero mucho tiene que cambiar para que en dos semanas tengamos algo más que una siesta.

Foto | Scuderia Ferrari

Lee a continuación: Bloc de notas desde Barcelona: Sábado

  • Folco

    Creo que Ferrari dudó demasiado al momento de mandar órdenes, tal vez preocupados por qué dirá la ""prensa especializada"", ya que mucho se le criticó en los aspectos estratégicos y órdenes de equipo en carreras anteriores (sobre todo quienes apoyan a Leclerc), cuando, creo yo, no fueron malas decisiones.
    Claro que es estúpido que un jefe de equipo se preocupe por eso, pero cuando la carrera presentó esas situaciones y mostraban la cara de Binotto..., con pánico de apretar el botoncito.
    Por lo demás, sólo destacar la labor de HONDA, hoy con RB superior a Ferrari, y de no ser por lo sucedido en el box de TR, hoy habrían estado los cuatro autos en el top ten, e inclusive los TR hubiesen sido los mejores del resto.

    • emjpshyco

      Totalmente de acuerdo. Binotto ha pecado de blandito y se ha quedado paralizado por dos veces. Así no se puede. Aunque tampoco se le puede culpar, que la Scuderia vaya casi a jefe de equipo por año no ayuda. A día de hoy sigo sin entender el despido de Arrivabene.

      • Folco

        Totalmente, por lo menos Arrivabene jugaba callado y realmente no pareció hacerlo mal. Binotto salió a vender todas las mejoras de esto y aquello, para recibir un duro golpe de realidad.

      • Basauri

        Da igual, tampoco tenían ritmo para atacar a Max.

    • almafuerte

      Ahora que pude ver la carrer por TV estoy aún más indignado, bueno es una manera de decir. Lo que podía ver era a Leclecr llegando como un misil y saliendo de la aspiración al final de recta en plan, si fueras otro te paso por encima, pero ahora me entero que Vettel ya se estaba quejando del plano del neumático. Si algo le critico la prensa y "quienes apoyan a Leclecr" (no quien serán jajaja) fue, por ejemplo, que hicieran esperar al monegasco para adelantar en otra carrera y ahora hace lo mismo Binotto, no parece que le importe mucho. Luego, por una vez en la vida y miedo me da, coincido con Lobatonto, si Leclerc deja pasar a Vettel y este se pone a cuidar neumáticos ¿quién iba a ir a por Max?
      Pero digo yo ¿eso no se habla antes? Una o dos paradas dependiendo de cada factor. Que yo sepa, almenos los equipos serios, tienen diferente opciones, un SC entre tal y tal vuelta, que los rivales hagan aquello, te tengamos este o aquel ritmo. En teoría esto tiene que estar previsto y ser del conocimiento de ambos pilotos, improvisación la mínima. Leclerc debería saber que podía pasar y sino que se lo digan, Vettel va a 2, déjalo pasar. Y el alemán ir a dos, es decir, pasar y tirar como sino hubiera un mñn. No puede haber ese resquemor, dudas, temores, desconfianza. Si las órdenes no se dieron de inmediato muy mal. Y si se dieron y alguno o ambos las cuestionaron muchísimo peor. No me gustan, pero menos me gustaría que Ferrari se convierta en HAAS.

      • Basauri

        Lo peor es que en las radios, se muestra que es Vettel el que dice al equipo: decidle a Charles que me pase a final de recta. El equipo estaba estático y sin reaccionar. De todas maneras da igual. Ninguno tenía ritmo. Cuando Leclerc pasa, en ningún momento se acerca a Max.

  • almafuerte

    Ojo que Bottas esta enfado, reclamando a quien le quiera oír que le falló el embrague y "quiere saber por que". ¿Alguien se puede imaginar q Mercedes favorezca a Hamilton, teniendo en cuanta que tenían el 1 - 2 muy atadito? Que cosas verdad.
    No quiero decir más nada de Ferrari que me amargó. Y si hablo de los equipos Honda me asustó. Los japonés están para grandes cosas. Lo dije siempre, la metodología laboral en Japón haría muy difícil que un equipo nipón gane un campeonato de F1, son tremendamente piramidales y casa decion tiene que pasar obligatoriamente por la cadena de mando, haciendo lenta la toma de decisiones, incompatible con el frenético ritmo en que hay que evolucionar un coche. Pero la ingeniería del motor va paso a paso, hay tiempo para conseguir todos los aprobados y a la larga se consigue.
    HAAS, ya estaría ¿no? Les das un tranquilizante antes de la carrera. McLaren, bien, RP, mal. Renault, gracias por participar. Williams, mi más sentido pésame. Sauber ¿qué diablos?

  • Basauri

    En el último día de test, Hamilton hizo casi el mismo tiempo de Vettel y lo que es peor, le metió tres décimas en el último sector. Eso ya daba muestras del potencial de este coche. Que la prensa no se diera por enterada, es su problema. Los datos si mostraban lo que estamos viendo ahora. Para mí lo peor son las declaraciones de Max: "Nadie salvo Mercedes entiende los coches de 2019". Va a tener razón MA cuando dice que esto está viciado. Ver a un Red Bull perdiendo 5 décimas en el último sector, donde siempre han brillado, es muy raro. Mercedes, la marca que siempre tenía problemas con los Pirelli, ahora es la única escudería que los hace funcionar y además a la perfección.

    • GTRacer_uy

      Hace unos días pensaba exactamente lo mismo, los neumáticos ahora les van de maravilla.
      Es triste tener que pensar en conspiraciones y favoritismos...

      El tema es que incluso en años anteriores, con problemas de caucho fueron campeones.
      Quizás la F1 deba recurrir al BOP de otras categorías.

    • 44554

      Es normal que en pruebas se "parcialice". Es una manera de esconder rendimiento, si se quiere entender así.
      Tengo entendido que Pirelli angostó la banda de rodadura, a pedido de Mercedes. Que aún así ayer mostraba ampollas en la rueda trasera derecha.

  • Emperor

    Con lo de Mercedes, Montmelo como (anodino circuit) y Liberty Bernia rascando petromillones en tierras asiaticas: Adios GP España.
    Lo de las graderias principales era como ver los Ovalos de la NASCAR, tragico.