CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

3 MIN

Penske y Action Express luchan en cabeza, Alonso y Juncadella en el top 10

Héctor Sagués | 28 Ene 2018
acura-penske-daytona-2018
acura-penske-daytona-2018

La alternancia sigue siendo la principal protagonista de las 24 horas de Daytona a falta de la intervención de las banderas amarillas. Solo una caution ha hecho acto de presencia en el primer tercio de carrera, en el que el liderato absoluto ha variado entre el Acura #7 de Penske y varios de los Cadillac DPi, en especial los Action Express. Pipo Derani apareció en la pelea al principio, pero un pinchazo del brasileño nada más comenzar la cuarta hora ha alejado al Tequila Patrón ESM #22 del triunfo, a cuatro vueltas de los líderes.

Stuart Middleton se llevó por delante a Simon Pagenaud en la International Horseshoe, la horquilla interior a izquierdas, comprometiendo un poco su carrera (#31) y la del Penske #6. René Rast se vio forzado a ir lento en el Mazda #77, que se dejó más vueltas de las que ya habían perdido con los problemas en el acelerador de Oliver Jarvis. Una breve pero copiosa lluvia obligó a los equipos a cambiar a neumáticos de mojado, aunque su efecto duró menos de media hora y fue aprovechado por pilotos como un veloz Lando Norris que ejerció un ritmo espectacular con el lluvioso suelo.

Hélio Castroneves lideró con la ayuda de una buena estrategia por parte de Penske, pero su ventaja fue neutralizada en dos ocasiones por Filipe Albuquerque de la misma manera: el portugués pasó el brasileño por tracción a la salida de la International Horseshoe y repitió maniobra apenas nueva giros más tarde, después de perder fugazmente el liderato en boxes. Castroneves recuperaría el liderato gracias a la mayor velocidad punta del Acura, a quien siguen el Cadillac de Taylor y Van der Zande (tras un pinchazo) y el Action Express #31. Phillip Hanson es séptimo junto a Norris y Fernando Alonso, seguidos de un Dani Juncadella que sigue doblado por cabeza de carrera pero ocupa una sólida octava posición.

Los Ford GT dominan en GTLM, con Sébastien Bourdais justo por delante de un Richard Westbrook recuperado de una parada lenta al principio de la carrera. Jan Magnussen es tercero en el Corvette #3 bajo la presión del Porsche de Patrick Pilet, con el resto de la competitiva parrilla de GTs de élite doblados. El sufrimiento de BMW con su nuevo M8 se vio agravado por el pinchazo de Bill Auberlen, que reventó el neumático delantero izquierdo de su vehículo en la salida de la curva 2 del óvalo, salvando el golpe contra el muro por milímetros; las reparaciones en boxes les costaron 18 vueltas respecto a los Ford.

En GTD la variedad es el pan de cada día y la falta de accidentes e interrupciones ha dado paso a una breve lucha entre coches alemanes, en la que el Audi de Montaplast by Land-Motorsport se ha impuesto claramente al Mercedes #33 de Keating y Bleekemolen, hasta el punto de doblar a toda la competencia y disfrutar de una ventaja aún más cómoda gracias a los hermanos Van der Linde. Álvaro Parente se ha colado segundo con el Acura, por delante de Keating y el Lamborghini #11 de Grasser. Miguel Molina ha rodado un par de horas en el Ferrari #82, ya con el objetivo de acabar (actualmente antepenúltimos) tras un incendio en boxes y un drive-through provocado por Ricardo Pérez de Lara.