CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Otros circuito

3 MIN

Perder tu patrocinador por lo que tu padre dijo (o no) hace 35 años: el desgraciado debut en NASCAR de Conor Daly

Eloy Entrambasaguas | 25 Ago 2018
Daly Harding fuera 2018
Daly Harding fuera 2018

Historia muy, muy loca la que nos llega de Estados Unidos. Las citas ruteras de las distintas categorías nacionales de la NASCAR siempre son una oportunidad única para que pilotos de monoplazas, prototipos o GT prueben suerte en 'stock cars'. Y la visita de las Xfinity Series, segunda categoría de la NASCAR, a Road America no es una excepción. Entre esos pilotos está Conor Daly, cuyo debut se ha visto empañado por una extrañísima polémica que se remonta a hace 35 años.

En los Estados Unidos utilizar los términos "negro" o "nigger" es un pecado mortal. Se consideran términos de alto contenido racista y siempre se encontrarán referencia a la "n-word" o "n*****". Puede chocar desde fuera, pero obras como "O.J.: Made in America" reflejan perfectamente el impacto que causan estas palabras entre la comunidad negra y lo tóxicas que resultan. Por ello no sorprende que un comentarista de fútbol americano de Indianápolis fuera despedido esta semana por emplearla. Lo extraño es el contexto.

Contando Bob Lamey cuál era la entrevista más alucinante que había hecho, recordó que un piloto de las 500 Millas de Indianápolis utilizó la palabra prohibida en los años ochenta... Y no tardaron en dirigirse las miradas hacia Derek Daly, inmediatamente despedido de una cadena de televisión local donde ejercía de tertuliano. El expiloto de F1 decidió lanzar un comunicado explicando que jamás concedió una entrevista a Lamey, pero admitiendo que utilizó una sola vez tal término ante otro periodista, en 1983 nada más llegar a Estados Unidos y por una expresión de uso común en Irlanda en Reino Unido sobre cómo iba a acabar siendo el chivo expiatorio si las cosas no salían bien en IndyCar.

Lo que parecía una explicación convincente y razonable al final ha tenido repercusiones hasta en la carrera de su hijo. Conor, que padece diabetes, había logrado el apoyo de la farmacéutica Lilly para su debut en NASCAR. Sin embargo apareció en los entrenamientos libres de Road America con el coche libre de publicidad... Una situación ridícula, pero a la que se expone el mundo del automovilismo con su necesidad de buscar dólares hasta debajo de las piedras.

Via | IndyStar
Foto | IndyCar Series