ESPACIOS
COMPETICIÓN
Cerrar CERRAR
Competición

3 MIN

Will Power resiste y gana en la última de Detroit Belle Isle

Las IndyCar Series se despidieron este fin de semana del trazado urbano de Belle Isle, en Detroit. A partir de 2023 la cita de la ciudad del motor norteamericana por excelencia regresará treinta años después al centro de la ciudad, pero Belle Isle no quiso despedirse del mundo de las carreras sin antes ofrecernos una tarde más que entretenida, con altenativas estratégicas y en la que Will Power dio el triunfo a su jefe, el gran patrón de Detroit, Roger Penske.

Y no fue una victoria evidente tras lo acontecido en clasificación. Molestado por Alex Palou, si bien Dirección de Carrera no vio nada punible, Power fue tan sólo 16º (y el español 18º, en uno de los peores sábados que se le recuerdan). La pole recayó en su compañero Josef Newgarden, por delante de Sato, Pagenaud, Castroneves y O’Ward, si bien la gran sorpresa fue ver a David Malukas entre los seis primeros. Otro novato, Kyle Kirkwood, dejó gratas sensaciones en libres pero se lastimó una mano en un accidente por un fallo de los frenos.

Pero la parrilla iba a tener poco que ver con lo que viéramos en carrera debido a la altísima degradación esperada en los compuestos blandos. Así, todos los que montaron las gomas rojas al inicio, estrategia de lo más habitual, sufrieron horrores intentando extender su vida para ir a dos paradas. Mucho más listo fue Alexander Rossi con Andretti, que optó por dos primeros relevos cortos y bajo de combustible pero al ataque. En el otro bando quedaron Power, Dixon y Palou, que salieron con duros y se encontraron en los primeros puestos, siendo capaces de abrir hueco.

En lo que difirió la estrategia de Ganassi de la de Penske fue en que Dixon y Palou decidieron montar blandos en el stint intermedio, probablemente para cubrirse de una posible bandera amarilla en la parte final, mientras que Power se la jugó. Y le saldría bien. Especialmente sufrida fue la segunda mitad de carrera para Palou, pues la alta degradación de los blandos le hizo perder comba, tener que entrar en boxes algo antes que Dixon y ahorrar carburante: acabaría sexto, tras Newgarden y O’Ward.

Dixon debería conformarse con el tercer puesto, pero la incertidumbre en la lucha por la victoria era total, con Power afrontando una veintena de giros en el compuesto rojo y Rossi al acecho. Pero el australiano gestionó la situación a las mil maravillas y terminó cruzando la bandera a cuadros con un segundo de ventaja sobre Rossi. La bandera amarilla que hubiera arruinado su estrategia llegó con el final: VeeKay acabó contra las protecciones. A veces, hasta Power tiene suerte.

Will Power se sitúa además al frente del campeonato, tres puntos por delante de Marcus Ericsson (7º aquí) y con O’Ward y Palou a doce y catorce puntos respectivamente. El campeonato no para y esta misma semana visitará Road America.

Foto | Team Penske

Cargando...