Cerrar CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónSearch Icon
WRC
Logo Icon

4 MIN

Thierry Neuville "deja caer" cuál será la base del próximo WRC de Hyundai

Toyota se encontraba en pleno desarrollo de su nuevo World Rally Car para 2021 cuando la pandemia golpeó más fuerte. El fabricante nipón había decidido jubilar a su Yaris, tanto el de producción como el de competición, por lo que tocaba adoptar una nueva base, en este caso de su lanzamiento estrella, el Toyota GR Yaris, el cual era una revolución dentro de la propuesta deportiva de la marca ya que nos encontrábamos con un utilitario de pequeñas dimensiones, sobrealimentado y con tracción total.

La decisión de parar los test por parte de la FIA obviamente afectaba muy seriamente a la hoja de ruta de Toyota. Ya no podrían emplear estos meses para probar el coche en condiciones de calor y sobre tierra, especialmente preparando rallyes como México o el Safari, por lo que se les ponía cuesta arriba el tener completamente listo el World Rally Car para la que en teoría debería ser una campaña de transición, la de 2021, a la espera de la llegada del nuevo reglamento híbrido de los Rally en 2022.

En el caso de Hyundai, con el i20 también completando su ciclo comercial y estrenando nueva generación, la duda está en conocer cuál será la base para esta nueva era del Mundial de Rallyes, aprovechando que en este caso se podrá recurrir a los chasis tubulares y que, por tanto, se podrá alcanzar de forma más sencilla las medidas que dicta como obligatorias el reglamento técnico. Es precisamente en este punto donde quizás estemos encontrando ya las primeras señales por parte del fabricante surcoreano, el cual durante los últimos días lanzaba en YouTube un vídeo en el que podíamos ver a Thierry Neuville derrapando sobre la nieve con el Hyundai i20 Coupé WRC actual, con el Concept RM19 y finalmente, con una versión prototipo del que será el próximo Hyundai i20 N de producción.

Neuville deja entrever cuál será el WRC de Hyundai:

Aprovechando la visita del belga al centro de pruebas que la compañía tiene en Arjeplog, Suecia, se pudo poner a prueba el vehículo RM19, el cual debe ser la base para el futuro lanzamiento de un superdeportivo de tracción trasera y motor en disposición central de la fima

RM19 es un coche muy impresionante. Muy fácil de conducir, obviamente. Es muy divertido porque también es RWD. Es un automóvil que muestra la futura aspiración de la marca Hyundai N: el rendimiento de un superdeportivo. Fui un chico afortunado hoy en conducir el primer prototipo del i20 N. Coche muy interesante. Muy preciso. Muy fácil manejo. El sistema electrónico está ayudando al conductor a mantener el control todo el tiempo. El motor está acelerando muy bien. El ruido también es muy interesante. Tenía una gran sonrisa en mi rostro porque estaba conduciendo. Fue increíble.

Aunque sin duda, lo más interesante en materia de competición lo podríamos encontrar en una de las últimas frases que deja caer Neuville en la que apunta literalmente a que: “¡Estoy deseando conducirlo en el WRC!". Obviamente en este tipo de vídeos no suele haber lugar a la improvisación y tal y como sucedió con ese mensaje de Akio Toyoda en octubre de 2019 en el que detrás se veía a un vehículo camuflado con llantas de tierra que terminaría siendo precisamente el GR Yaris 4x4, todo lo que se dice en estas promociones se termina pareciendo mucho a la realidad. Queda aun así conocer qué características tendrán el Hyundai i20 N final, aunque todo apunta a que podría contar con un motor 1.6 T-GDi de cuatro cilindros y 200 CV de potencia que no debería trasladarse al WRC ya que se espera que las especificaciones de los motores actuales sean congeladas.