René Rast conquista el DTM 2019 con una cita de adelanto

 |  @eloy_eg  | 

Después de lo sucedido en Lausitzring se esperaba un duelo fratricida entre René Rast y Nico Müller en la lucha por el cetro del DTM 2019, pero la incertidumbre ha quedado liquidada este pasado fin de semana en Nürburging, donde el alemán conquistó su segundo título sin necesidad de tener que esperar a la traca final de Hockenheim. Una victoria el sábado unida a la peor carrera del año de Müller allanó el camino hacia el alirón definitivo 24 horas más tarde.

Audi se mostró muy superior desde el primer momento a BMW y Aston Martin en Nürburgring y Rast lo explotó, alzándose con la pole por delante de Bruno Spengler, el único piloto de BMW entre cuatro RS5 DTM. Nico Müller debería así tomar la salida desde la segunda fila de la parrilla, mientras que los Aston Martin volvieron a estar lejos de la cabeza, siendo Paul di Resta el único que sobresalió ligeramente. Dani Juncadella saldría 14º.

Si todo parecía ya muy de cara para Rast con esa situación, su persecución del título se puso cuesta abajo del todo con la salida adelantada de Nico Müller, que ni siquiera sirvió para que el suizo se colocara en cabeza. Así, se vio retenido por Rast y la sanción no tardó en caer, relegándolo al fondo del pelotón. Lógicamente Rast tuvo a partir de ahí una carrera plácida hasta el triunfo y a Müller le tocó intentar remover el árbol sin éxito alguno: adelantó su parada y acabó con neumáticos muertos, fuera de los puntos.

Al menos entre medias vimos una carrera divertida, con contacto y adelantamientos, acompañando a Rast en el podio dos BMW, el de Spengler y el de Wittmann, por delante del sorprendente RS5 privado de Aberdein. Dani Juncadella fue el mejor de los Aston Martin (cómo nos gusta repetir estas palabras crónica tras crónica...) y aunque inicialmente se quedó a las puertas de los puntos, 11º, la exclusión postcarrera de Robin Frijns le permitió rascar un punto.

El domingo podía por lo tanto ser un gran día para René Rast y el alemán trató de acelerar el desenlace con otra pole... que se le escapó por sólo una milésima. Y encima, por culpa de un compañero de marca que no era Nico Müller. Jamie Green le arrebató el primer puesto en clasificación al jefe de filas, que de todos modos veía a Müller no pasar del 14º puesto en parrilla, sólo por delante de los Aston Martin. Juncadella en esta ocasión fue 16º.

Una estratosférica salida de Rast le colocó en cabeza antes incluso de llegar a la primera curva de la segunda carrera, mientras por detrás Müller se lo tomaba inicialmente con calma y se limitaba a aprovechar el mayor ritmo de todos los Audi para rondar pronto los puestos delanteros. Quizá lo que más sorprendió fue la libertad que dio la marca de los cuatro aros para que sus pilotos lucharan entre ellos, inmiscuyéndose en la pelea por el campeonato aquellos ya sin opciones.

Así, Jamie Green superó a Rast al retrasar su parada y aguantar con neumáticos fríos por delante, mientras que a Müller le tocó bregar con Frijns, Rockenfeller o Aberdein. De hecho Frijns le superó, alcanzó a Rast y terminó llevándose el segundo puesto. Siendo tercero, Rast quedaba a expensas del resultado de Müller, mas el suizo no pasó del sexto puesto y ello le coronó campeón del DTM por segunda vez. Esta vez no hubo premio para Dani Juncadella, que acabó 12º.

El DTM afronta así su última cita de la temporada 2019 en Hockenheim con el único aliciente de la presencia de Honda, Nissan y Lexus con sus Super GT y la incógnita del rendimiento de la maquinaria nipona en el estreno conjunto de los Clase Uno.

Foto | Audi Sport

Lee a continuación: El DTM 2019 se queda en cosa de dos tras Lausitzring

  • Ferran Pistola

    Pues año raro en el DTM. También decir que Movistar+ ha matado este certamen, y eso que soy abonado.
    Espero que en 2020 esté mejor.