René Rast se proclama campeón del DTM 2017, Audi se hace con todos los títulos

 |  @eloy_eg  | 

Con cuatro pilotos entre los aspirantes a la corona y un sólido dominio de las clasificaciones por equipos y marcas estaba clarísimo que Hockenheim iba a ser una fiesta para Audi. El sábado la marca de los cuatro aros se aseguró que el título de pilotos no se le escapase, dejando que el domingo dilucidara quién sería el nuevo campeón. Y la fortuna terminó sonriendo a René Rast en su primera temporada completa en el DTM. El alemán batió por tres puntos a Mattias Ekström, que llegaba líder a la casa espiritual del certamen germano.

Pese a la superioridad que se le presuponía a los Audi RS5 DTM ante la desaparición del sistema de lastres fue un BMW el que se hizo con la primera pole position en juego. Timo Glock batió a su compañero Maxime Martin por delante de los Audi de Green y Rast, mientras que el líder Ekström fue tan sólo décimo. Pero en carrera se restableció el orden que todos teníamos en mente, no sin consecuencias clave para el devenir del campeonato.

Jamie Green logró deshacerse pronto de Maxime Martin y presionó a Timo Glock hasta adelantarlo llevándolo hasta fuera de la pista. El británico no fue sancionado inmediatamente, pero al estar apercibido de sanción terminó llevándose la victoria y diez puestos en parrilla para la jornada siguiente que lastraban sus aspiraciones al campeonato. Esta situación hacía aún más valiosos el segundo puesto de Mike Rockenfeller por delante de Glock y el sexto de René Rast, pues Mattias Ekström no sólo acabó fuera de los puntos (11º) sino que además se llevó también sanción en parrilla: cinco puestos por un lance con Maro Engel.

Como en la jornada del sábado un BMW se hizo con la pole para la última carrera del año, siendo en esta ocasión el de Tom Blomqvist, que superó por estrecho margen a un René Rast que se posicionaba así como gran candidato al título. Y pese a una mala salida el alemán de Audi no decepcionó. Con Mattias Ekström y Jamie Green lejos de los puntos hasta que empezó el baile de paradas, Rast fue campeón virtual durante la mayor parte de la carrera y este estatus sólo corrió riesgo cuando arriesgó más de la cuenta para adelantar a Bruno Spengler cuando el canadiense aún tenía que realizar su parada obligatoria.

Con todo en contra Ekström y Green lo apostaron todo a una tardía parada que les permitiera rodar en pista más o menos limpia y apretar al final, pero una para discreta del sueco hizo que el esfuerzo final fuera en balde: se quedó a cuatro puntos del título (dado que el desempate favorecía a Rast) o 1,8 segundos del sexto puesto que valía un título. Así a Rast le valió con terminar segundo, tras Marco Wittmann. Lo cierto es que durante buena parte de la temporada René Rast pareció el piloto más rápido de Audi y sólo errores propios como en Red Bull Ring estuvieron cerca alejarle de este merecido título.

Hockenheim fue también escenario de la última cita de la historia de la Audi TT Cup. Pese a los esfuerzos de Mikel Azcona (ganador de seis carreras a lo largo de la temporada), este último título fue a parar a manos del británico Philip Ellis, más regular durante el año. Audi Sport organizó además una Carrera de Leyendas en la que se impuso Frank Stippler. El fin de semana fue igualmente especial por la presencia de un par de coches del Super GT japonés para escenificar la alianza entre el certamen nipón y el DTM.

Foto | Audi Sport

Lee a continuación: Lucas di Grassi y Daniel Abt presentan la nueva etapa de Audi en Fórmula E

  • Ferran Pistola

    LA verdad es que Ekström, por mucho que me pese, hizo un fin de semana horrible. Así y todo, si en la 2ª carrera hubiese tenido el ritmo de Green hubiese sido campeón. Una pena para el sueco y su seguidores (entre los que me incluyo); pero como el propio Eloy ha dicho muchas veces en GPcast, Rast estaba haciendo mejor temporada que "Eki".