CERRAR
MENÚ
Diariomotor CompeticiónLogo Diariomotor Competición
Fórmula 1

4 MIN

Sainz puntúa entre peleas, Alonso abandona con un coche desgastado

Héctor Sagués | 28 Mar 2021
carlos-sainz-f1-barein-2021
carlos-sainz-f1-barein-2021

Llegó la hora de la verdad para los equipos y pilotos de Fórmula 1, primera carrera de la temporada en el circuito de Sakhir. Todos los entrenamientos, ensayos y preparaciones tienen un rendimiento que ha visto la luz bajo las luces desérticas y en el caso de los pilotos españoles, de forma desigual. Carlos Sainz aguantó los envites de muchos rivales, se las vio con todos los adversarios posibles en la zona media y acabó octavo en una buena suma de puntos nada habitual para Ferrari en 2020. Por su parte, Fernando Alonso sufrió con un Alpine que consumía las ruedas de forma elevada y terminó retirándose a mitad del Gran Premio.

Alonso partió bien y adelantó a Sainz por el exterior de la primera curva, dónde el madrileño quedó acorralado frente a Lance Stroll antes del accidente de Nikita Mazepin. Pasó Alonso al lado del toque entre Pierre Gasly y Daniel Ricciardo que dejó sin alerón delantero al francés y Sainz intentó compensar su mala salida yendo a por Stroll, con quien llegó a chocar en la curva 10 en una maniobra atrevida de la que ambos salieron indemnes. Stroll superó al piloto de Alpine en la vuelta 9 con DRS y eso dejó el duelo entre españoles por la octava posición. Un duelo que duró poco, ya que Alonso paró dos giros después para poner neumáticos medios.

El undercut del asturiano le permitió superar a Stroll y a Ricciardo, mientras Lando Norris y Charles Leclerc se cubrieron con éxito. Sainz alargó la parada junto a Max Verstappen y Hamilton tuvo que adelantar al de Ferrari antes de que éste parase en la vuelta 15, detrás de Alonso, Ricciardo y Stroll. Tanto el australiano como el canadiense relegaron al bicampeón y la aparición de Sebastian Vettel (que aún no había parado) dio un duelo muy interesante, en el que Alonso se pasó de frenada al adelantar a Vettel y Sainz les relegó a ambos antes de fugarse.

Sergio Pérez no tardó en quitarse a la dupla española en remontada tras quedarse detenido en la vuelta de formación pero mientras Sainz aguantaba en los puntos, Alonso se hundía con unas ruedas gastadas que le hacían perder posiciones con su ex compañero Kimi Räikkönen y el debutante Yuki Tsunoda. Alonso montó gomas duras en la vuelta 30, salió por detrás de Vettel y Räikkönen y abandonó poco después con problemas de frenos.

No ha podido ser, había ganas de acabar la carrera hoy. Hemos tenido un problemilla con los frenos y también con las baterias en las rectas, nuestra carrera ha sido a contrapié. Creo que me falta tiempo en el coche, todos los pilotos que han cambiado de equipo se han quejado o han visto que necesitan adaptarse a otros elementos nuevos, imagínate en mi caso que llevo dos años fuera. No era posible puntuar o iba a estar muy justo pero ha sido emocionante oír el himno de nuevo, dar la vuelta de formación, el corazón te late más rápido al pelear con los demás... han sido momentos muy chulos. Seguro que en cinco o seis carreras estaré más cómodo.

Sainz volvió a alargar la estrategia con su segunda parada en la vuelta 37, lejos de Stroll y con opciones de alcanzarle después de enzarzarse éste con un Pérez que volvía a cambiar gomas. El ritmo del Ferrari se mostró superior al del Aston Martin y el madrileño rebasó sin dificultad al canadiense para recuperar el octavo lugar. Rodó Sainz rápido en los instantes finales en dirección a Ricciardo y se situó en distancia de DRS en los dos últimos giros, insuficiente esfuerzo para pasar a su sustituto en McLaren pero sí para obtener un octavo puesto del que se mostró satisfecho.

La carrera ha sido buena, una pena esa salida porque me ha obligado a tomarme las primeras vueltas con mucha calma, quizá demasiada. No conocía el coche en aire sucio e iba perdido al principio pero después hemos sido muy rápidos, por lo que me ha dicho el ingeniero uno de los mejores ritmos de la zona media. Era muy difícil adelantar a Alonso y a Stroll porque iban en un tren de DRS todos juntos, con aire limpio íbamos muy bien. Acabar la carrera era la prioridad para conocer mejor el coche, en próximos GP espero jugármela y atreverme más como cuando pude en McLaren.