ESPACIOS
COMPETICI√ďN
Cerrar CERRAR
Competición

3 MIN

Scott Dixon reinó en una caótica carrera en Detroit

Dosificando combustible para evitar ingresar a los pits durante la segunda mitad del Gran Premio de Detroit, Scott Dixon volvió a demostrar porqué es seis veces campeón de la IndyCar. El piloto neozelandés leyó a la perfección lo que ocurría en pista, una carrera llena de incidentes y penalizaciones, también se presentó una tenue llovizna a partir de la vuelta 35, lo que propició un buen número de detenciones en pits. Y es que hablar de nueve períodos de bandera amarilla concede una idea de lo que ocurrió, un caos donde Álex Palou perdió el liderato del campeonato al colisionar contra Josef Newgarden y finalizar en el puesto 16.

Dixon apenas realizó dos detenciones en pits y supo administrar el ritmo de manera magistral pues cuando Marcus Ericsson vino a buscarlo, a falta de 28 vueltas para el final, el piloto de Ganassi aceleró para mantener una ventaja de menos de un segundo en la línea de meta. Ericsson resultó el más rápido en la segunda parte de la carrera, pero lo trabado del circuito no le facilitó el trabajo de adelantar a Marcus Armstrong y a Kyle Kirkwood, situación que no le permitió alcanzar a Dixon con suficiente tiempo como para comprometer su victoria. Este triunfo, además de permitirle asumir el liderato de la temporada, colocó a Dixon en el segundo lugar histórico, alcanzando 58 victorias, a nueve del legendario A.J Foyt.

Scott Dixon domina en Detroit con su Arrow McLaren.

A diferencia de lo ocurrido en Indianápolis la semana pasada, en esta ocasión los motores Honda volvieron a recuperar competitividad, tras las regulaciones técnicas aplicadas para este tipo de circuito, ya que los cuatro primeros en meta representan al fabricante japonés. Otro detalle interesante es que a pesar de tantos choques e incidentes, solamente se presentó un abandono en la carrera, Christian Rasmussen se retiró a causa de un problema en su motor. El mejor piloto Chevrolet de la jornada fue Alexander Rossi, quien finalizó en el quinto puesto, actuación muy meritoria porque en la primera vuelta estuvo involucrado en un choque entre su compañero Théo Pourchaire y Will Power.

Justamente Power culminó sexto, el mejor piloto de Penske en meta, el séptimo correspondió a Patricio O’Ward, el octavo a Felix Rosenqvist, en otra gran actuación del piloto sueco, noveno el siempre controversial Santino Ferucci y cerró el cuadro de los diez mejores Théo Pourchaire. Día para olvidar para Josef Newgarden, el reciente ganador de las 500 Millas de Indianápolis rompió su suspensión trasera en un extraño incidente en boxes, lo que le relegó al último puesto. Otro piloto que tuvo una jornada gris fue el veterano Hélio Castroneves, quien fue chocado por Ferrucci en las primeras de cambio y posteriormente Kyffin Simpson también lo golpeó, relegándole al puesto 25.

Colton Herta, quien partió desde la pole, quiso recuperar el tiempo perdido tras detenerse en boxes y cuando pretendió adelantar a Palou con neumáticos fríos en un asfalto resbaloso, se fue de largo en la vuelta 46 hasta estrellarse contra las barreras. Por fortuna pudo regresar, pero no pudo pasar del puesto 19, finalizando una vuelta por detrás del ganador.

La próxima carrera es el domingo que viene, cuando la IndyCar desembarque en el circuito de Road América.

Monoplaza RLL en acción durante el GP de Detroit, muestra velocidad y dinamismo.

Dame tu opinión sobre este artículo

Ni fu, ni fa
Me ha gustado
¬°Muy bueno!

Humberto Gutiérrez

Cargando...