ESPACIOS
Cerrar CERRAR

Sébastien Loeb se apunta al arranque del DTM 2022 con el Ferrari de AF Corse

Está prácticamente más activo que cuando competía a tiempo completo en el Campeonato del Mundo de Rallyes. Para Sébastien Loeb, la palabra retirada parece estar completamente desterrada de su diccionario personal, por lo que verle realizar hace unos días un test al volante de un GT3 comenzó a hacer sonar todas las alarmas. Finalmente se ha confirmado que el alsaciano volverá a ponerse al volante de un coche de la categoría, compitiendo en el arranque de la temporada 2022 del DTM en Portimao, el fin de semana del 29 de abril al 1 de mayo.

En este caso el francés apenas realizará una sustitución, ya que tendrá la responsabilidad de reemplazar a Nick Cassidy en el Ferrari 488 GT3 Evo de AF Corse. El neozelandés prioriza su participación en el Mundial de Fórmula E con el equipo Envision, por lo que la estructura italiana tiene que encontrar un piloto que esté disponible en los dos fines de semana en los que las series de monoplazas eléctricos entran en conflicto con el calendario del campeonato germano.

En el caso de Loeb es un nuevo compromiso en el programa, ya que si bien se le espera en más citas del WRC con un Ford Puma Rally1 de M-Sport, también tiene sus respectivos compromisos tanto en el Extreme E con el equipo X44, como en el World Rally-Raid Championship con el BRX Hunter T1+ de Prodrive.

En mi carrera, siempre me ha gustado cambiar de disciplina. El DTM es un campeonato famoso y cuando tuve la oportunidad de participar, me lancé. Es un desafío emocionante porque el estilo de conducción es completamente diferente”, admitía el propio Loeb, el cual en el pasado ya ha acumulado no sólo varias campañas en el WTCC o sus presencias en las 24 Horas de Le Mans, sino que también compitió en las FIA GT Series de 2013 junto a Álvaro Parente en un McLaren MP4-12C GT3, además de sus presencias en la Porsche Supercup.

En principio, queda por confirmar si será Loeb también el que sustituya a Cassidy el fin de semana en el que el DTM visite Norisring, e incluso no se descarta que en la carrera de Spa-Francorchamps, también Nick deba encontrar un reemplazo ya que en principio debería competir con la propia AF Corse en Fuji, dentro del programa del WEC. Por su parte, el DTM se asegura convertirse en todo un foco de atención, algo que vendrá acompañado de los 29 coches que conformarán la primera parrilla del año, en una buena muestra de que el campeonato germano traicionó a su filosofía para asegurar su supervivencia.

Ahora es el momento de ponerse a trabajar. Tendré que luchar contra especialistas en este tipo de carreras y hace mucho tiempo desde mi última carrera real de GT3. Mi objetivo será encontrar mi ritmo lo mejor posible e intentaré usar mi experiencia para dar una buena respuesta al equipo sobre la configuración del coche. Sé que será difícil, pero los coches son muy divertidos de conducir, muy rápidos, buenos coches, así que estoy deseando que llegue – Sébastien Loeb

Foto de Iván Fernández

Iván Fernández

Cargando...