Thed Björk permite a Lynk & Co estrenarse en el WTCR 2019 por todo lo alto

 |  @eloy_eg  | 

La Copa del Mundo de Turismos 2019 arrancó el pasado fin de semana en Marrakech, apenas unos días después de su presentación en Montmeló. Y lo visto en el trazado semiurbano de Moulay El Hassan respondió de momento a lo que cabía esperar: a los Hyundai y Honda destacados ya la temporada pasada se ha sumado el escuadrón Lynk & Co, repartiéndose estas tres marcas las victorias en Marruecos y dejando a Thed Björk y la marcha china líderes.

Esta lucha a tres bandas se escenificó desde la primera sesión de clasificación, en la que Esteban Guerrieri con su Civic batió por dos décimas a los Lynk & Co de Yvan Muller y Thed Björk, si bien un problema de motor mandó al pitlane al francés. Entre los coches de cabeza, más pilotos de Honda (Girolami) y Lynk & Co (Priaulx), acompañados por el vigente campeón, Gabriele Tarquini (6º). Mikel Azcona en su debut en el WTCR clasificó 14º.

Thed Björk intentó dar Lynk & Co un debut por todo lo alto lanzándose por el exterior de la primera curva en la salida de la primera carrera, pero Guerrieri aguantó magistralmente mientras por detrás Priaulx y Girolami se zurraban, siendo el argentino quien salía perdiendo al ceder posición también con el Audi de Jean-Karl Vernay. Priaulx poco más tarde corrió similar suerte, al adelantarle al toque Vernay y caer al sexto puesto, tras el galo, Girolami y Tarquini aunque cinco segundos de sanción a Vernay hicieron que Girolami heredara finalmente el podio tras el triunfador Guerrieri y Björk. También recibió cinco segundos de penalización Mikel Azcona. El navarro rondó el ‘top ten’, pero un toque con Norbert Michelisz no sólo dañó el frontal de su Cupra sino que además le movió del noveno puesto al 15º final.

Pese a ese dominio de las marcas favoritas en la primera jornada de competición, en la segunda tuvimos más sorpresas. Mikel Azcona se rehizo tras el difícil debut y se coló en Q3 para ser quinto con su Cupra en una clasificación donde marcó la pole Frédéric Vervisch con su Audi. Eso sí, entre ellos hubo sospechosos habituales: Muller, Björk (Lynk & Co) y Monteiro (Honda). Además Hyundai se hizo con la primera fila para la segunda carrera mediante inversión de parrilla: Catsburg y Tarquini.

En una salida limpia donde se notó que nadie quería arriesgar y perderse la tercera carrera, Catsburg no desaprovechó la pole y mantuvo a raya tanto a su compañero Tarquini como al Audi de Vernay. Esa misma cautela se prolongó durante la carrera, algo lógico al tratarse de un trazado urbano, hasta que el sobrecalentamiento empezó a amenazar. Y la principal víctima fue precisamente el líder: Nick Catsburg sufrió un fuerte accidente al quedarse sin frenos. Así, heredó el triunfo el vigente campeón, Gabriele Tarquini, seguido de Vernay y Ehrlacher. Mikel Azcona finalizó quinto justo por detrás de Esteban Guerrieri.

Una mala salida de Vervisch en la tercera y última carrera abrió la puerta al primer triunfo de Lynk & Co en el WTCR. Tanto Yvan Muller como Thed Björk superaron al belga. Pero más lío hubo justo por detrás, pues en plena pelea Monteiro se saltó la chicane y al reincorporarse propició que se pusieran en paralelo él, Guerrieri y Ehrlacher, llevándose la peor parte el galo al acabar contra el muro, forzando la salida del Safety Car.

Con la resalida Vervisch intentó recuperar lo que fue suyo y presionó a Björk por el segundo puesto, pero se hacía tremendamente difícil adelantar y finalmente sólo la rotura de dirección en el 03 TCR de Muller cuando lideraba hizo que cambiara la clasificación: de este modo se impuso Björk por delante de Vervisch y Azcona, que se subía al podio en su debut. El triunfo permite además a Björk liderar el campeonato, seguido de Guerrieri, Tarquini y Girolami, 4º, 5º y 6º en este mismo orden en esta definitiva carrera en Marrakech.

La próxima cita del WTCR 2019 tendrá lugar en Hungría a finales de abril.

Foto | FIA WTCR – DPPI

Lee a continuación: Entrevista a Mikel Azcona: «Intentaré luchar por estar entre los cinco primeros y ganar carreras»

  • almafuerte

    Que circuito horrible, es imposible hacer buenas carreras allí.